Archivo diario: abril 22, 2009

¡El desfibrilador por favor!

22 de abril de 2009

foto-marca

Terminó el partido y permanecimos en el estadio. Aplaudiendo a los nuestros. Intentando comprender lo que habíamos visto. Incrédulos ante el 3-2 final que nos mantiene vivos en la persecución del Barça. Calculando los partidos que le pueden caer a Pepe. Haciendo cabalas sobre el alcance de la enésima lesión de Robben. Especulando si le quitaran o no la tarjeta a Higuaín (de cara al próximo partido en Sevilla). Afónicos. Con el corazón en la boca. Los ojos desorbitados. Y algunos los tenían tan empapados de emoción que hasta vieron un inexistente poste en el penalty fallado por Casquero.

 

Una mala primera parte del Real Madrid. 0-1 en el marcador (gol de Soldado) hasta que faltando 10 minutos Robben salió a calentar. Los blancos se animaron y ganaron en velocidad y ganas. La presencia del holandés, en la banda, les animó. Y en el último minuto Higuain se faja con el Cata Díaz, como si fuese Raúl. Le roba la cartera y empuja el balón a la red, aprovechando el despiste del defensa que provocó el error de su guardameta.

 

La segunda parte comenzó con Robben en el campo. Y se notó. Hasta que a los 17 minutos se volvió a romper. Siguió un partido de toma y daca. Con más oportunidades para el Madrid, con un Getafe peligroso a la contra. Y vimos el primer pase (y único) de Guti: habilitó a Huntelaar en un mano a mano frente al portero. Incompresiblemente el killer holandés en vez de rematar se empeñó en una suerte que no es la suya, el regate. Stojkovic le ganó el duelo. Lastima porque para una vez que había aparecido Guti…

 

Y llegó la locura. Albín hizo el 1-2 en el minuto 83, después de un claro penalty no señalado a Higuain, el héroe de la noche, que además le supuso una amarilla. Y en el 85′ empató Guti. Saque de falta magistral. Por toda la escuadra. Su segunda jugada importante de la noche. Luego en el 87’ Pepe cometió un penalti ¿innecesario? sobre Casquero. Con el ex canterano blanco tirado en el césped le agredió brutalmente. La emprendió a patadas: primero lo pisoteó y después le pateó. Luego le pegó un puñetazo a Albin y según refleja el acta, al abandonar el campo –expulsado- insultó al cuarto arbitro. Fue el propio Casquero quien frívolamente tiró a lo Panenka, falló y permitió la remontada y el delirio en el Bernabéu. Corría el último minuto del descuento e Higuain repitió la faena de la primera parte. Esta vez con un zurdazo, tras una jugada individual, desde las inmediaciones del área que se coló por la escuadra.

 

Como dice Alfredo Relaño en su editorial de hoy Este Madrid escapa a cualquier análisis.

15 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol