Archivo diario: abril 6, 2009

Suceso en Dakar (par Christophe Magny)

6 de abril de 2009

dakar_coche_f

Los medios senegaleses se están deleitando con un suceso bastante fuerte (mis fuentes son los diarios Le Populaire, y L’As). Tres agentes de seguridad españoles, contratados por las autoridades de su país, llegaron el día 28 de marzo al aeropuerto de Dakar: escoltaban a dos inmigrantes clandestinos de Liberia expulsados de España. Estaban en tránsito hacia Liberia.

 

A las 23:50 de ese día, la policía del aeropuerto pilló a los tres españoles robando souvenirs turísticos en el duty free shop. Parece que estaban regateando con la vendedora, ella no aceptó el precio que proponían, y cuando se fueron, la señorita se dio cuenta que se habían llevado souvenirs. Les denunció, y la policía los detuvo.

 

Los juzgaron el día 1 de abril. El fiscal pidió dos años para Eduard Giralt Ferrol, y dejó la sentencia de los otros dos, Manuel Quesado López y Sergio González Arruga, a la voluntad del tribunal (no garantizo la ortografía exacta de los nombres y apellidos ya que varían según las fuentes). Al primero se le encontraron los objetos robados en su bolsa. Veinte euros de souvenirs, y portaba 960 euros… Los hombres son empleados de la sociedad Sermar Port, de Barcelona.

 

Dos años de prisión en Rebeuss (la cárcel de Dakar) no son recomendables. La prensa llama a Rebeuss “el hotel cero estrellas”. Por veinte euros de souvenirs la sentencia es dura -dos años en este hotel- pero hay que tener en cuenta el contexto: los senegaleses viven como una humillación nacional las expulsiones de clandestinos africanos. Pocas posibilidades de retorsión tienen, así que cuando se presenta una… Muy estupidos tienen que ser estos señores para robar así. Y dejarse pillar…

 

Veredicto: dos meses para Giralt Ferrol, la libertad para los otros dos.

 

Lo que no sé, es lo que pasó con los expulsados liberianos.

3 comentarios

Archivado bajo General, Medios, Política

…Y la carne se hizo verbo (folletín por entregas de Antonio Gómez)

6 de abril de 2009

Aprovechando estos días vacacionales el compañero Adrian, acosado por mis ruegos y súplicas, lloreras y sobornos, chantajes y mimos me permite publicar este folletín por entregas que, por su brevedad bien podría considerarse “foletinín”. Espero que os alivie de procesiones, novenas, penitencias, capirotes, pasos y cilicios. Y si no, recurrid al Resoli, que no falla.

separador

prólogo

primera instantánea borrosa

prologo

Ana de España nació a los cuarenta y cuatro años de edad, hija de si mismo, palpable reinvención del verbo o intangible resurrección de la carne. “Algo así como cosa de transustanciación hubo de ser, fruto de algo divino que sin duda ha de haber en mí, querida niña, que de la noche a la mañana vime convertido a todos los efectos en Ana de España“, como explicaría una noche don Ramiro Suá­rez de Montealegre, atrabiliario personaje de turbia repu­ta­ción y autentico protagonista de esta historia, a la dulce meretriz con la que yacía en pecaminosa coyunda. “Ande usted, don Ramiro, que tiene más cuento que Calleja“, reconvino la muchacha, acostumbrada como estaba a los desvaríos mentales y a las florituras discursivas que se­guían indefectiblemente al desahogo carnal del contumaz cliente. “Y no me fume usted esos puros en la cama, que se queman las sábanas y luego doña Carmelita me lo descuenta a mí“, continuó la barragana, en clara demostración del poco respeto que le merecía el caballero, pese a los abultados dineros que cada mes dejaba en las arcas de la casa de lenocinio. Costumbre esta del puterío, peca­minosa y condenable según todos los saberes, que a poco habría de abandonar Ramiro para siempre. 

separador1

6 comentarios

Archivado bajo General, Poesía, relatos y otras hierbas