Archivo diario: marzo 8, 2009

Un siglo de canciones 9: “You’ve got a friend” (por Antonio San José)

8 de marzo de 2009

tapestry

Tengo asociado el recuerdo de “Tapestry” a mi llegada a Madrid. Tenía trece años y me disponía a iniciar una nueva y decisiva etapa de mi vida. Descubrí el álbum de Carole King, en 1971, casi por casualidad, como ocurren todas las cosas verdaderamente importantes, y desde entonces se convirtió en un fetiche que escuché una y mil veces, encontrando siempre nuevos matices en cada uno de sus temas.

 

“So far away”, “I feel the earth move”, “Beautiful”, “Home again”, “It´s too late”, “(You make me feel like) a natural woman”… canciones de una calidad espectacular, llenas de poesía y ritmos personalísimos basados en el piano como sólo sabe tocarlo una de las mujeres con mayor influencia en la historia del pop.

 

Su etapa de compositora, junto a su primer marido Gerry Goffin, fue prolífica en canciones históricas como “One fine day”, “Will you love me tomorrow”, “The Locomotion”, “Chains”, “Don´t bring me down”, “Up of the roof”, “Some kind of wonderful” y decenas más, que interpretaron e hicieron éxito artistas como The Shirelles, Little Eva o Dusty Springfield, en los legendarios tiempos del famoso Brill Building de Nueva York.

 300px-brill-building1

Todo ese espíritu estaba en “Tapestry”, y de entre todos los temas que componían el álbum, que permaneció durante seis años ininterrumpidos en las listas americanas, me fascinó desde la primera vez “You´ve got a friend” (“Tienes un amigo”).

 

                           “Cuando estés hundido y con problemas,

                           y necesites una mano amiga,

                           y nada, nada te salga bien,

                           cierra los ojos y piensa en mí

                           y pronto estaré allí

                           para iluminar hasta tu noche más oscura”

  

No ha existido un himno a la amistad más conmovedor y profundo que el que se esconde en este tema maravilloso, pleno de belleza y sensibilidad desde los primeros acordes de piano. Se trata de una visión tierna y real de las relaciones personales, de los sentimientos que trascienden las propias relaciones amorosas para permanecer en la vida de las personas indefinidamente, de manera desinteresada. El cariño por el cariño, el mundo de los afectos, de las sensaciones compartidas… Todo está en esa canción que habla del poder de la evocación de una persona querida cuando las cosas van mal y el abatimiento nos abruma.

 

“Cierra los ojos y piensa en mí…”

 

Escuche el disco hasta gastar el vinilo. Luego pase a tenerlo en CD normal y hasta en una edición bañada en oro que salió en Estados Unidos en edición limitada para coleccionistas. Más tarde conseguí las múltiples versiones del tema de la propia Carole King: en estudio, en directo, registradas en diversos escenarios, con James Taylor, con Céline Dion, Shania Twain y Gloria Estefan

 

De todos los muchos artistas que han interpretado “You´ve got a friend”, (Lynn Anderson, Bob Belden, Brand New Heavies, Jim Cole, Jimmy Cliff, Billy Crawford, Billy Ray Virus, Anne Murray) y un larguísimo etcétera, me quedo sin  duda con James Taylor, que la hizo suya como el regalo que fue de su entonces íntima amiga Carole King, antes de abandonarse en los brazos de la esplendorosa Carly Simon. Si la versión de la autora me gusta, la de Taylor, incluida en el álbum “Mud Slide Slim and the Blue Horizon” creo que enriquece aún más el tema y la de los dos al unísono me pone la carne de gallina. ¡Qué pedazo de artistas!

 

                            “Sólo tienes que pronunciar mi nombre

                            y sabes que allí donde esté

                            vendré corriendo para verte de nuevo.

                            Invierno, primavera, verano u otoño.

                            Todo lo que tienes que hacer es llamarme

                            y allí estaré…

                            Tienes un amigo”

 

Como siempre ocurre, la vida guarda sorpresas que se revelan, en ocasiones, como inesperados besos en la boca.  La primera vez que viaje a Londres, en 1983, compré Time Out en Picadilly Circus y, nada más abrirlo, me tope con el anuncio de un concierto de Carole King (que nunca ha actuado en España) en el Dominion Theatre, para dos días más tarde.

 

Lo primero que hice en la capital británica, antes de ver siquiera el Big Ben o pasearme por Regent Street, fue caminar por Oxford hasta Tottenham Court Road y sacar las entradas en las taquillas del teatro. Cuando llegó el día, el concierto no pudo satisfacerme más. Fue un momento mágico y una ocasión única para ver en directo a una de las más grandes compositoras e interpretes que ha dado la música de los últimos cuarenta años.

 

                               “Si el cielo se cubre,

                               se oscurece y se llena de nubes,

                               y el viejo viento del norte empieza a soplar

                               mantén la cabeza serena

                               y grita mi nombre en voz alta.

                               Pronto me oirás llamando a tu puerta”

 

A James Taylor tuve ocasión de verlo mucho tiempo después, en un concierto que se celebró en la desaparecida sala Aqualung Universal de Madrid. Allí cantó “You´ve got a friend”, y yo me sentí trasportado a un mundo de belleza del que no me he querido bajar desde entonces.

     

                            “¿No te alivia saber que tienes un amigo?

                            cuando la gente puede ser tan fría.

                            Te harán daño y te abandonarán

                            e incluso te robarán el alma si te dejas.

                            Pero no te dejes…”

 

Entradas anteriores en:

  

11 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música, Recomendaciones