Un siglo de canciones 4: “Ziggy Stardust” (por Fétido)

25 de enero de 2009

bowie12_by_geoffmaccormack

Major Tom, Ziggy Stardust, Aladdin Sane (a lad insane), Thomas Jerome Newton, el Delgado Duque Blanco… estas son algunas de las personalidades adoptadas por el más camaleónico de los artistas del pop a lo largo de su carrera. Un vampiro siempre dispuesto a absorber  ideas y tendencias, reinterpretarlas y usarlas un instante antes que los demás en su propio beneficio. Erigiéndose en precursor de modas y estilos y elevándose, merced a un talento descomunal y un carisma sobrehumano, sobre los originadores de las ideas seminales.

 

David Robert Hayward-Jones, que más tarde tomaría prestado su apellido artístico de un famoso mercenario aficionado a los grandes cuchillos, inició a mediados de los 60 una anodina carrera por los clubes de su Londres natal, grabando un elepé perfectamente olvidable que no obstante mostraba parte del enorme potencial que habría de desarrollar en el futuro. Mamó escenario de la mano de Lindsay Kemp, cayó en la cuenta de que el escándalo era una inmejorable publicidad y desató su genio en el primero de una larga serie de enormes elepés: “Space Oddity”.

 

Desde aquel disco de 1967 hasta su -para el que suscribe- testamento musical (último que haría con RCA antes de su fichaje por EMI), el esquizofrénico “Scary Monsters” (1980), podría elegir cualquier tema al azar y le dedicaría un igualmente devoto post, pero uno tampoco quiere abusar de la amabilidad de Maese Adrian y se conforma con hablar de una grandiosa canción mencionada en algún comentario con anterioridad.

 

En 1972, David Bowie se transforma en un extraterrestre llamado Ziggy. Acompañado por Mick Ronson, Trevor Bolder y Mick “Woody” Woodmansey, graba el que muchos consideran el primer elepé conceptual de la historia del pop: un alienígena desciende para anunciar el Apocalipsis con un mensaje de paz y amor. Con el paso del tiempo se convierte en una estrella del rock, y los excesos de la fama y la fortuna lo llevan por la senda de la autodestrucción hasta terminar muriendo víctima de un éxito que es incapaz de asimilar.

 200px-ziggystardust

The Rise And Fall Of Ziggy Stardust And The Spiders From Mars” es, en mi opinión, uno de los mejores discos de todos los tiempos. Preñado de homenajes y guiños (“He played it left hand but made it too far“… “Ziggy played for time, jivin’ us that we were voodoo…”. Zurdo, voodoo… Ziggy podría haberse llamado Jimi aunque Bowie afirmó que se basó en Vince Taylor) marcó un hito y construyó una obra difícilmente superable: “Five Years, Soul Love, Moonage Daydream, Starman, Suffragette City, Lady Stardust , Rock’n’Roll Suicide”… todas ellas joyas de magnitud estratosférica y merecedoras de uno y mil posts.

 

No obstante, la canción que ofrezco para la serie “Un siglo de canciones” es la magistral “Ziggy Stardust”. Cierren la puerta, apaguen las luces y ríndanse a la magia del rey del glam. Damas y caballeros, con ustedes: David Bowie.

 
 

En directo, de “Ziggy Stardust Motion Picture”, dirigida por D.A. Pennebaker:

 

 

En youtube hay una enorme cantidad de covers de este tema. Para no aburrir, ahí queda el de la banda de Peter Murphy, Bauhaus:

 

 

 

Entradas anteriores en:

  

La foto de Bowie del encabezado es de Geoff MacCormack y está tomada en el Transiberiano (1973)

Anuncios

13 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música, Recomendaciones

13 Respuestas a “Un siglo de canciones 4: “Ziggy Stardust” (por Fétido)

  1. liz

    No existe nadie con esa facilidad de reinvención. La canción es genial.
    Tu post también Fétido.

    Saludos

  2. Muchas gracias, Adrian. Muchas gracias, amigos.

  3. Ziggy fue la etapa más gloriosa de Bowie, y ese disco es monumental. Hoy en día Bowie no tiene que demostrar nada a nadie, pero vamos… ¡podría esforzarse un poco más!

    Saludos

  4. John

    se esta poniendo jodido esto del siglo de canciones…

    Y lo de la foto ya es de premio. Mabruk!

  5. Imprescindible pasar por El Mundano, esta tarde dominical, recuerdo grandes interpretes, disfruto canciones geniales, aprendo cosas y descubro nuevos vecinos del barrio bloguero, lo dicho, un lujazo.

    Abrazos y enhorabuena con mención especial hoy a Fétido.

  6. Excelente comentario sobre este gran clásico. Era ésta una época rara del rock: los intérpretes, además de cantantes, se convertían en actores; por citar a alguno de esta tendencia, el circense Alice Cooper, que jugaba con el concepto “Dr. Jekill/ Mr. Hide”: el alter ego, lo que no te atreverías a hacer en tu vida normal. David Bowie aceptó el rol de rockero marciano, pero parece ser (creo recordar) que le afectó mucho, hasta el punto en que no sabía dónde acababa Bowie y dónde empezaba Ziggy.
    Enhorabuena, Fétido!

  7. xiabre

    Me costaría a mi hablar de música, me gusta casi todo desde Glen Miller, los combos de los 30, el heavy, rock clásico, pop, ópera, blues, étnicas varias…sólo se me resiste el cante jondo y palos similares.
    Saludos T gracias Adrian de nuevo.

  8. Ea te rompo el enigma (he enlazado tu blog a tu nombre en el comentario anterior) y pongo el link donde podréis ver una foto espectacular de la amiga Xiabre:

    http://montexiabre.wordpress.com/2009/01/25/una-fotografia/

    Volviendo al asunto de la serie “Un siglo de canciones” recordaros que es de participación abierta. Lo único que tenéis que hacer es enviarme vuestro texto (a ser posible con enlaces e imágenes) a adrianvogelarrobagmailpuntocom.

  9. Sin duda es mi disco favorito de Bowie (del que por otra parte soy fan desde los 15 años ya que en mi pueblo era ídolo “nacional), los adelescentes fuimos en masa a ver “Yo Cristina F” ¡y como sonaba aquel latído hecho música titulado “Statión to Station”!
    No puedo elegir canción, no puedo, pero el “Wild is the wind” me estremece y me hace llorar cada vez que lo escucho ¡una grandísima versión!
    Saludos y Gracias Adrian por tu comentario donde tu sabes, jajajajaja (¿ha quedado suficientemente enigmático?)

  10. Un crack. Aunque siempre prefiero el Heroe

  11. Wham bam thank you Adrian!

  12. ¡¡¡Qué grande!!!

    El “Ziggy played guitar” del final siempre me ha parecido enormemente triste y cargado de melancolia y fatalidad; supongo que por contraposición con el tono del primer “Ziggy played guitar”.

    La encuentro genial. Desde mi punto de vista, esa frase final tiene gran parte de la culpa de que esta canción sea una obra perfecta, completamente “redonda/circular”, pues sintetiza toda la tensión dramática de la historia en esa simple, triste y fatal pretérito punto final. Ziggy played guitar…

    Y que me llamen flipado. Ante la muestra, como para no serlo… 🙂

  13. Es un placer abrir la serie “Un siglo de canciones” a Fétido, otro compañero de la blogoesfera. Quien nos trae además –en esta cuarta entrega- a uno de mis favoritos (y siempre he presumido de haber sido el primero en ponerlo en la radio española: en 99.5).

    El blog de Fétido es “Las Crónicas de Putada Ville”:

    http://putadaville.blogspot.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s