Archivo diario: diciembre 5, 2008

De Beatnik aficionado a Hippie convencido (por Javier García-Pelayo)

5 de diciembre de 2008

Si usted lo vio, no es privado

abanico_55

Me habían expulsado ya,  4 ó 5 veces, de los mejores colegios y academias, de Sevilla. Con 16 años había repetido 1º y 4º de bachillerato y aquel verano del 67, en la academia de Chipiona, seguía tratando de entenderme con esta vida, las naturales de 3º, cuatro asignaturas de 4º y la reválida entera. 

 

Gonzalo, mi hermano, brillante estudiante con matriculas de honor durante todo el bachillerato, se había rebotado contra el sistema y después  de un año en París, viendo cine, había vuelto con los pelos, muy, largos. Y con una compañera, hija de un viejo anarquista exiliado, además de una buena colección de discos. Convenció a mi madre para que le diera dinero para poner una discoteca y a mi, para que aprobara de una vez. 

 

Me encerré en la biblioteca de casa y sobre el mueble de  una maquina de coser Singer, que tenía el pedal puesto, pedaleé y estudié, durante 15 días, 14 horas diarias. Aprobé todo, con una media de notable. Y se decidió, que para recuperar,  los cursos perdidos  me matricularían, en el mismo año, de 5º y de 6º, por libre en el instituto y con dos profesores particulares para Ciencias y yo solo para Letras. Estudiaría sin ir a más colegios. Que después de todo, no eran tan buenos. En años,  no me enseñaron lo que aprendí en 15 días. 
 

Mientras tanto, ya teníamos el local para lo que fue el club “Dom Gonzalo” (un antiguo almacén de productos químicos) en el barrio, emergente, de Los Remedios. La  puerta, como si estuviera sin terminar la obra, lo nuevo del concepto club discoteca, junto con la excelente música alternativa y nueva (R&B, R&R, Pop) hicieron, que desde su apertura en diciembre del 67, fuese un reventón continuo de gente, que querían cosas diferentes. 

 

En el año 68, como en los anteriores y posteriores, el derecho de reunión no existía. Estaba prohibido reunirse más de 4 personas en ningún sitio, público o privado. Dom Gonzalo se convirtió en un centro de reunión, frecuentado por estudiantes “contestatarios”, rockers, músicos, hippies, y jóvenes de la burguesía sevillana, además de un creciente número de soldados de las bases norteamericanas de Rota y Morón. Que de ida o vuelta de Vietnam, solían estar excitados, ya despidiéndose, ya celebrando el regreso. 

 

Mi profesor de matemáticas fue Porfirio Andrés, estudiante de ingeniería industrial y líder en la Escuela de Ingenieros del, clandestino, Partido Comunista. Y Camilo Tejera, (brillantísimo compañero de estudios de Gonzalo), lo era en la Facultad de Derecho.  En la agitada primavera del 68 sevillana, en mi motillo Torrot llevé  mensajes de citas y contra citas, de la escuela a la facultad y viceversa. En la única mani que asistí, un gris me pilló del brazo para llevarme detenido y Porfirio, fuerte de cabeza, corazón y cuerpo, le dio un puñetazo, me cogió  en volandas y entramos al recinto, sagrado, de la Facultad de Derecho. Porfirio, Camilo, Damián y muchos otros fueron expedientados y expulsados de la universidad y ellos tres, entraron a trabajar en el ya exitoso club. 

 

Habíamos contratado a los Gong, grupo que con Mane, Pepito Saavedra, Silvio (a veces), José Mª “el loco”, Riky y los Pepes, saxo y trompeta, tocaban R&B y R&R. Pepe cantaba por Otis Redding “pa comérselo”, Mane era el absoluto nº1, Silvio derrochaba la clase que siempre tuvo, Riky era un autentico rocker, “el loco” iba descalzo, y con su compañera francesa,  eran hippies  total. Los metales sonaban muy bien. 

 

En la Semana Santa del 68 los Gong, tocaban en la discoteca “Le Fiacre” de Torremolinos y fui con Gonzalo y su chica, Tessy. Pedro, el dueño del local, era de León y vivía con una sueca y una danesa. Era mi ídolo.

 

Ante la inutilidad de los músicos para reservar hotel, coger taxis y esas cosas fue mi primera actuación de road manager. Yendo por los pasillos del hotel olimos, por 1ª vez  la marihuana, que el grupo se estaba fumando. A la vuelta, ante mi interés por dicha sustancia y sus efectos, fuimos a ver a un medico, amigo, para preguntarle por ello y nos dijo que no había contraindicaciones prescritas y que parece que, como efectos no deseados, se puede perder como el 20% de memoria, una cierta relajación moral (moral situacional) y un cambio en las escalas de valores. Gonzalo y Tessy decidieron no fumarla. 

 

El mundo como era, no me gustaba. No tenía cojones, ni necesidad de meterme en el PC. Del PSOE, aunque conocía a los importantes, ni sabía que existiera. Con la Iglesia había roto. Total, que yo lo que quería era ser “vacilón”.  Me hice grifota y pasé de Beatnik aficionado a Hippie convencido. 

 

Siempre he ido bastante a contracorriente. Aunque nunca como en Numancia, cuando propuse ¡¡que nos rindiéramos!! ¡¡Como me miraban!! Me lapidaron. Fue una de las peores veces. Luego, creo, que me tiraron por fuera de la muralla. Casi siempre, he sido un outsider

 

gong-reducida1 

Nota del editor: “La Gongfusión” o la confusión respecto a las formaciones de Gong se ve reflejada en la portada del primer disco (single) de Gong, del año 1971. Posteriormente habría sólo uno más (“El botellón”/ “That’s right” ¡con la misma foto!). En la portada aparecen Tele (que luego sería Triana), Manolo Marinelli (después en Alameda, donde también estaría su hermano), Manolo Rosa (el “cuarto” Triana y miembro de Alameda) y Luis Coboel Manglis” (que formaría Guadalquivir). Mane, el único miembro de la formación original, no está en la foto porque el día de la sesión no pudo acudir (estaba ingresado). Pero cantó porque se grabó un fin de semana, cuando si tenía permiso para salir. De hecho la dedicatoria a Leadbelly es fruto de la pasión que Mane sentía por el legendario bluesman. Javier pagó la grabación y Gonzalo figura en los créditos como productor. Jorge Muñoz ha subido ambas canciones a youtube. Se pueden escuchar pinchando en los enlaces que figuran en los títulos: “There’s a man going round” y “Keep your hands off her”.

12 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música, Poesía, relatos y otras hierbas