A solas con Joan Baez en la habitación de un hotel: Un sucedido (por Antonio San José)

11 de noviembre de 2008

joan20baez20diamonds20rust

Algún día, alguien debería escribir la historia de las grandes emisoras de FM (grandes en lo que supusieron, se entiende, no en su tamaño), que contribuyeron a que la banda sonora de nuestras vidas adolescentes, allá por los felices años setenta, estuviera compuesta por algunos de los mejores músicos del rock,  blues,  jazz,  folk y demás sonidos eclécticos, pero maravillosos, que tuvimos la suerte de conocer, escuchar y admirar mientras soñábamos con viajar a Londres, Nueva York, Los Ángeles o San Francisco (entonces se decía “Frisco” y cuando llegamos por fin allí nos enteramos de que era un término que entendían como despectivo y que, por tanto, no debíamos  usar para dárnoslas de enterados que nada sabían).

 

La más importante emisora en modulación de frecuencia fue, sin duda, Radio Popular FM, más conocida como 99.5. El genio creador de Gonzalo García Pelayo, acompañado por José María Goñi, bajo la aquiescencia de Adolfo Gross Bolín  y el sabio dejar hacer de Manuel Lombao Lombao; consiguió una radio imprescindible a la que muchos le debemos agradecimiento eterno porque fue nuestra conexión con un mundo lejano que nos traía modernidad, creatividad y enormes dosis de libertad, en un tiempo un tanto sombrío, oscuro y gris en la peculiar historia de este país. Burlando la censura y con un puñado de excelentes profesionales en su alineación, 99.5 fue una bocanada de aire fresco que nos hizo la vida un poco más agradable gracias a la pasión compartida por la música.

 

Por esos micrófonos de la vieja emisora de la calle Juan Bravo, 49 duplicado, desfilaban cada día notables como Antonio Gómez, Adrian Vogel, el propio Gonzalo García Pelayo, su hermano Javier García-Pelayo, Montserrat Doménech, Manolo Fernández, Julio Ruiz Llorente, Vicente Cagiao, Antonio Valdivia, Álvaro Feito, Paco Cuevas, Paco Montes y Juan Claudio Cifuentes.., y tantos más que resulta tan injusto olvidar como imposible de reseñar en un espacio limitado como este.

 

Una secuela de esa emisora fue Onda 2, la FM de la veterana Radio España de Madrid que en la calle de Manuel Silvela dio cobijo a alguno de los profesionales que emigraron a ella desde Juan Bravo y a otros nuevos como Gonzalo Garrido, Jesús Ordovás, Alberto Azqueta, Rafael Abitbol, y otros  profesionales que dieron rienda suelta a su creatividad bajo el paraguas protector del desaparecido Jorge de Antón.

 

Estas dos emisoras en frecuencia modulada estuvieron acompañadas por una tercera, de la que ahora hablaré, y por la transformación, poco después, del Tercer Programa de Radio Nacional de España al convertirse en Radio 3. Era lo que podía escucharse junto al imprescindible “Musicolandia” que oficiaba en la medianoche Vicente Romero desde Radio Centro y los programas del legendario Ángel Álvarez (“Caravana”, “Vuelo 605”) en Radio Peninsular y en RNE. Poco más…

 

La tercera vía a la que hacía referencia fue Radio Juventud, que emitía en el 89.7 del dial. Después de haber sido emisora central de la CAR (Cadena Azul de Radiodifusión) y al tiempo que se fusionaba con la REM (Red de Emisoras del Movimiento) y con la CES (Cadena de Emisoras Sindicales) para dar paso años después a Radiocadena Española; aquella vetusta emisora de la calle Diego de León número 47, se convirtió en una radio de vanguardia para escándalo de alguno de sus antiguos empleados que, amamantados radiofónicamente a los pechos de Aníbal Arias, aún llevaban tatuados el yugo y las flechas en lo más profundo de su piel.

 

Aquella fue una radio alternativa que combinó música con programas de carácter cultural y social actuando como una excelente cantera de profesionales. Allí velaba armas radiofónicas con tan sólo 17 añitos un servidor, y allí me encontré con gente tan capaz como Antonio Fernández, Paco Pérez Bryant, Ramón Colom, Rafael Fuentes, Juan Ramón Lucas, Javier Pérez, Pedro Fusté, Pedro García, Federico Volpini o Carlos Garrido; todos bajo la dirección de un hombre providencial, Ernesto Pérez de Lama, que viniendo del franquismo supo adaptarse a los nuevos tiempos impulsando una radio joven, viva y en libertad. Hace poco, los veteranos de Radio Juventud, tuvimos la oportunidad de agradecerle a Ernesto aquel ejercicio de valentía con un homenaje y una placa conmemorativa por todo lo que nos ayudó.

 

¿Y el sucedido?…  Ahorita  lo cuento:

 

Trabajaba yo, como ha quedado expresado, en aquella emisora y vino a Madrid Joan Baez para promocionar su álbum “Diamonds and Rust” que editaba en España la discográfica Ariola. Por medio del desaparecido, y recordado,  Carlos Juan Casado, jefe de A&R de la compañía, concerté una entrevista con la cantante que entonces era una leyenda viva de la música folk internacional. Carlos Juan me facilitó el día, la hora de mi encuentro con la Baez y (algo insólito hoy en día) el número de la habitación de su hotel en la que me esperaba. Cosa inimaginable en la actualidad, el encuentro se celebraría sin ninguna persona de la compañía ni del equipo de la cantante que vino a Madrid más sola que la una. Ni manager, ni asistentes, ni jefes de promoción, ni nada de nada…

 

Desde la radio, me dirigí al hotel de la calle Bretón de los Herreros en el que se hospedaba la artista, pertrechado por un viejo magnetófono Uher de bobina abierta con más años que la discografía completa de Ray Conniff. Llegué al lugar, subí a la habitación, llamé a la puerta y ¡oh, asombro! me abrió la puerta la mismísima Joan Baez, encantada de recibir visita a esas horas de la tarde. Balbuceé un saludo de admiración y me dispuse a preparar la grabadora sobre una mesa de la habitación. El aparato era duro como el solo y costaba mover la palanca que accionaba el motor. La Baez sonreía amablemente y a mí empezaba a caerme el sudor al comprobar que la cinta no giraba.

 

Don´t worry – me decía la cantante divertida.

 

Yo seguía toqueteando y dando golpes desaforadamente a todos los botones, palancas y potenciómetros del vetusto magnetófono que seguía como si nada. Viendo mi rubor por la azarosa situación, exclamó:

 

Just a moment please

 

Y cogió ella misma el aparato con interés de arqueóloga. Cambió un par de clavijas de lugar, le dio a la dura palanca y aquello se puso en funcionamiento al tiempo que se agrandaba mi bochorno y desconcierto.

 

Son cosas que pasan – me decía, dándome palmaditas en el antebrazo.

 

Grabamos la entrevista, quedó muy bien y me despedí de ella con dos besos y mi agradecimiento eterno por sus conocimientos técnicos.

 

Afortunadamente la tierra no me tragó aquella tarde, como yo hubiera deseado, y hoy puedo contarlo con una sonrisa pasado ya el sofoco de aquel sucedido de juventud cuando trabajaba en Radio ídem.

Anuncios

19 comentarios

Archivado bajo Cultura, Madrid, Música, Medios

19 Respuestas a “A solas con Joan Baez en la habitación de un hotel: Un sucedido (por Antonio San José)

  1. Pingback: Joan Baez en España | El Mundano

  2. Otr@s de los radiofonistas que se han quedao en el teclado de Radio Juventud eran María de los Ángeles Moreno Hebrero, Agustín Galán con su música singular….Recuerdo haber oído muchas veces sin parar los espacios de tarde. Y dos locutores que presentaban uno dedicado a divulgar la Alta Fidelidad, y me aficionó a ella. Luego, cuando marché de Madrid a Collado Villalba recomenzó otra de mis aficiones, la radioescucha y monté una antena exterior para FM. Que si no, ” a pelo”, llegaba mal y en mono. Eran los tiempos que Onda 2 sonaba en ocasiones fatal, también estaba Radio Centro FM -en el 88,2 ….
    y muuuucho más tarde, todo desapareció. pero eso es otra historia.

  3. Pingback: Bob Dylan por Joan Baez « Galactic Jukebox

  4. El concierto de Madrid lo grabé de TV y todavía tengo la cassette. A ver si lo paso a mp3. Gracias por la información que has aportado en el comentario de Blogpocket.

  5. Vuelvo a este post de Antonio San José porque en su día busqué en youtube –y no encontré- un clip de su primera actuación en TV en España.

    Acababa de entrar en CBS y era el jefe de producto de A&M, la compañía para la que grababa la Baez. Corría el año 1977 y fui quien la convenció para venir al programa de Iñigo. Exigí el cambio de decorado (fondo negro) para distanciarla del ambiente del programa. Iñigo aceptó y fue el argumento que la sedujo… La había conocido en una visita anterior, que es la que reporta Antonio San José en el post. Y acabo de descubrir en el blog de Antonio Cambronero que ya hay disponible un fragmento que podéis encontrar en:

    http://www.blogpocket.com/2009/04/17/joan-baez-estara-en-el-festival-de-newport-2009/

    O directamente en youtube:

    La dedicatoria a La Pasionaria antes del “No nos moverán” en TVE es de cosecha mutua…

  6. RODRI

    Con dos meses de retraso da verguenza comentar un ligero despiste pero es que me toco muy de cerca. Yo no soy de los que oían todo. Por ejemplo, fuí muy poco de Los 40 Principales, apenas nada. Y, aunque algunos me tachen de carca, no sintonizaba con el Mariskal Romero y no le escuchaba.
    Mi principal ídolo era Ángel Álvarez y su “Caravana Musical” que duró muy poco tiempo para ser sustituida por “Vuelo 605” y…querido Antonio San José, se hacían en La Voz de Madrid. Mucho tiempo después pasaron a Peninsular.
    Un abrazo, maestro de la entrevista y O rei de CNN

  7. javier garcia-pelayo

    Muuuy buena la anécdota del viejo Ray. Con esa paranoia, debería viajar siempre….con su orquesta.jajajajaja

  8. El artista esperando en la habitación, sin su séquito alrededor…

    Ya cantaba el poeta aquello de In the times they’re a changin’

  9. Christophe Magny

    Una anécdota auténtica sobre… Ray Conniff, ya que aquí se menciona. Que yo sepa, vinó una sola vez de promoción a España. Me tocó. No me entusiasmaba, Conniff tenía efectivamente más años que su propia discografía. Sería 1978. Nada más recogerle en el aeropuerto, vamos camino a TVE. Ibamos en el Dodge de la CBS, con el chofér ese que tenía pinta de mafioso. Atravesando la Casa de campo, le entra a ese señor una paranoia tremenda, me mira y dice, realmente muerto de miedo : “Me estaís kidnapping, ya lo veo, estamos en medio de los bosques, no vamos a televisión para nada, nada me demuestra que trabajaís para CBS, teneís un coche de gangster, sois unos gangsters”. Se calmó sólo cuando realmente llegamos a TVE.

  10. javier garcia-pelayo

    Muy, muy buena la comparación “con más años que la discografía completa de Ray Conniff”. Me salió una carcajada leyéndolo. Estupenda.

    Aprovecho, como Antonio, para contaros que estando -una vez más- tieso, Carlos Tena, para ayudarme, me dio un Uher de esos y me dijo que hiciera entrevistas en la 1ª (creo) Cumbre Flamenca en el teatro Alcalá. Me fui y vi a Curro Romero, que me dijo que, le gustaba el flamenco, por la cercanía de sentimientos; hablé con Chocolate y le pregunté si, en su casa, oía música y cual. Viéndome con los pelos, me dijo que si, que el escuchaba “música salvaje”. ¿Como cual?…Nat King Cole y Bambino, me respondió; y ya luego me fui a entrevistar a la Fernanda y a la Bernarda, que me vieron llegar y…cuando iba a empezar. plass se me descuelga el Uher del hombro y al suelo desparramado. y dice una de ellas “Hay hijo mío somos tan feas que hasta los aparatos se asustan”.

    Carlos me pagó, estupendamente, 1000 Pts. por entrevista. y terminé mi carrera como reportero intrépido.

    Saludos

  11. Antonio San José

    Gracias a todos por vuestros comentarios. Es imposible citar a todos los radiofonistas de esa época apasionante y legendaria. Habría que añadir a Carlos Tena, Alfonso Eduardo Pérez Orozco, Plácido Serrano, en Zaragoza; Salvador Escamilla (“Radioscope”, en Barcelona), (agradecido Antonio); Chema Martínez (gracias Christophe) y otros como Luis Mario Quintana, Tina Blanco, Carlos Finaly o Juan de Pablos (mítico “Ozono”).En fin que está muy bien comprobar la respuesta entusiasta y cómplice de una parroquia solvente e interesada como la que compone esta familia de “El Mundano”. Hasta la próxima…

  12. Buen recorrido por la historia musical de las radios de la época y anécdota curiosa sobre Joan Baez, y que nos retrotrae a “los que si vivimos esos tiempo” a nestro pasado. Gracias.

    Un saludo

  13. Christophe Magny

    Yo también quisiera añadir un nombre a la lista de Don Antonio, Chema Martinez, que en Onda 2 fué el primero en apoyar a Gwendal, en el 77.

  14. Antonio Gómez

    Jugosa anecdota la de la entrevista, efectivamente, cómo han cambiado las cosas, y justa reivindicación de unos radiofonistas (¿se diría así?) que abrieron la puerta a una música, y por cnsiguiente una cultura, diferente a la oficial y abierta al futuro, en lugar de encerrada en un pasado claustrofóbico.
    Me gustaría, tocayo, añadir a vuelapluma algunos nombres más, un poco anteriores a los que tu citas. Recuerdo el largo pasillo de Radio Peninsular en la calle Abascal (entonces General Sanjurjo) que atravesaba de vez en cuando para llevarle discos nuevos a Carlos Tena, o a Alfonso Eduardo y Cholo Hurtado. O a Ángel Álvarez, e incluso a Luqui. Me gustaría traer aquí los estupendos programas, con actuaciones en directo incluídas, que hacía Placido Serrano en Radio Popular de Zaragoza, o al catalán Salvador Escamilla. Seguro que me quedan algunos, pero basten estos pioneros como ejemplo, aunque luego algunos cambiaran mucho.
    Si hablamos de hacer el ridículo en una entrevista, me parece que todos tenemos alguna espina clavada en el cerebro. Aprovecho el pie que me das para contar la mía, que, además, me ha perseguido toda la vida, porque fue una de las primeras entrevistas que hice.
    El protagonista era Atahualpa Yupanki y la fecha 1968. Yo había empezado a colaborar en una revista que se llamaba, ahí queda eso, “Hogar 2000” (pese a lo que era una revista progre que dirigía el jesuita José María Javiere), y acudi al encuentro, con un casette de aquellos como una caja cuadrada, acompañado de la gente de Canción del Pueblo (Cachas, Ignacio Fernández Toca, Hilario Camacho, Luis Leal y Elisa Serna debían estar en el lote). Como jovencito entusiasta y rojo que era, no se me ocurrió sino querer llevar la entrevista al terreno político hablando de “El payador perseguido”, y Yupanki, que tenía ya más conchas que un galápago y no estaba para proclamas, poco menos que me mandó a la mierda. La bronca que me dieron luego los colegas fue de campeonato, pues la entrevista apenas duró cinco minutos y quedamos como el culo con el maestro que admirábamos.
    Salud y encantado de volver a verte, compañero.

  15. Que interesante, y que buena la situación, jejeje
    Esas cosas se deben quedar en la memoria como algo imborrable, no?
    ^_-

  16. joé, lo que aprende uno! bueno, la verdad es que yo no había nacido por entonces, con lo que una pequeña disculpa por mi desconocimiento si que tengo no? jejeje

    curiosa anécdota la del hotel, de lo más bonita con la perspectiva que da el tiempo por lo que parece! jeje

    salu2

  17. Unos datos sobre “Diamonds and Rust”, tanto de la canción como del álbum.

    Sobre la canción: dos años después de editarse, Judas Priest hicieron una versión en su álbum “Sin after sin” (1977). Ritchie Blackmore también la grabó –en los 90- junto a su compañera Candice Night. En su época se rumoreaba que la Baez había compuesto esta canción basada en una llamada intempestiva de su ex, Bob Dylan. Y era una especie de ajuste de cuentas sobre la relación que habían mantenido diez años antes. Años después se confirmó cuando lo dejo caer en un par de entrevistas y en una autobiografía.

    El LP fue un éxito en su época (1975) y marcaba un giro en la carrera de Joan Baez: era el disco que incluía más composiciones propias. Conocida como interprete, sus grabaciones aportaban otro color a canciones de autores conocidos o desconocidos (que ella ayudaba a popularizar). En este sentido “Diamonds and Rust” es su composición propia más lograda. Este álbum era el siguiente al “Gracias a la vida” su disco en español, en el que recogía su herencia hispana y sus inquietudes políticas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s