Archivo diario: octubre 23, 2008

Y el más coreado fue el ausente (por Julio R. Llorente)

23 de octubre

Lo siento, pero no sé en qué se va a escudar esta vez la UEFA (ah, sí, que se silbó el himno de la Champions, mientras los niños retiraban el baloncito-logotipo del centro del césped…). ¡Qué bonito espectáculo de camaradería entre dos aficiones! Atleti y Liverpool unidos por el nombre del que faltaba en el césped y que se coreó al unísono en el estadio cuando el verde ya estaba vacío. El Kid Torres unió a los dos bandos contendientes y aquello fue una bonita batalla floral en la grada. El “gran hermano” europeo amenazaba y decía que iba a estar vigilante a ver qué pasaba en el Calderón para tomar las medidas que fuera si se hacía necesario. Pues… será en la próxima… si es que nos dejan jugar de nuevo en nuestra casa cuando estemos rematando el pase a la siguiente ronda de Champions. 

 

El miércoles, en el Calderón, empate a uno y eso que se suele decir de: todos, contentos. Bueno, la verdad es que los rojiblancos no deberíamos estarlo tanto. El gol “red” fue en fuera de juego -si, además hubo un gol anulado que no tenía que haberlo sido- y el de Maniche que no subió al marcador era legal. Pitaba un danés. ¿Habrá que denunciarle ante la UEFA por -también nosotros sabemos jugar a ser malpensados- seguir instrucciones malévolas de monsieur Platini, como lógico cabecilla de la confabulación para intentar que nuestro paso por este torneo fuera fugaz?

 

Por lo demás, en el partido, alineación “marciana” aparte decidida por Aguirre, primera parte en que sólo hubo un equipo (el inglés) y una segunda en donde el Kun transfiguró a sus compañeros. Empate justo. Sin duda.

 

Y esas dos hinchadas dándose la mano. Los rojiblancos hace ya dos años que somos “liverpudienses” y allá me parece que son un poco “indios“. El “culpable”, el 9 de rojo que ayer no estuvo en el Manzanares.

 

PD.-Si El Niño nos tiene que meter algún gol, que lo haga en Anfield. Yo no quería que ayer hubiera estado enfrente de mi equipo. Cuando regrese a este estadio que sea porque -dentro de ¿cinco años o así?- vuelve a vestir con el escudo del oso y el madroño. 

 

Artículos relacionados:

 

Alfredo Relaño en AS:

 

La peripecia del Atlético en Champions

 

Enrique Ortego en AS: 

 

Los hilos que mueve Xabi Alonso

1 comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol, Madrid