Ecos del Derby

19 de octubre de 2008

Llevo horas –diría días y si seguís leyendo hasta el final me entenderéis mejor- esperando poder publicar estos “Ecos del Derby”. La razón es la foto con la pancarta del Frente Atlético “Jörg Haider D.E.P.”. El problema es que sólo he encontrado la foto en la edición impresa del AS. He leído menciones en El Mundo y en El País, del que traigo el párrafo que escribe Diego Torres:

 

[…] Los ultras del Frente Atlético aprovecharon el sentimiento de melancolía que los invadía para homenajear a Jörg Haider, el líder de la ultraderecha austriaca fallecido la semana pasada en un accidente de tráfico. Los radicales rojiblancos, a quienes la Policía Nacional nunca castigó como a los radicales del Olympique de Marsella, desplegaron una pancarta en honor al austriaco y guardaron un minuto de silencio. […]

 

Y precisamente la semana ha venido marcada por la sanción de la UEFA al club rojiblanco y no el partido. No voy a entrar en detalles y polémicas. Sólo mencionaré que se trata de un club reincidente (desde el chaval seguidor de la Real muerto de una paliza hasta el reparto de bates de béisbol antes del partido de Liga contra el Sevilla, por citar dos episodios recientes de este siglo). Y podría contar percances vividos el siglo pasado, en la tribuna del Calderón, donde ilustres como Adelardo, Calleja o Garate nos ayudaron, a mi padre y a mi, a salir del apuro…antes las amenazas recibidas.

 

Que una pancarta de apoyo a un neonazi fallecido en accidente de coche por conducir borracho, aparezca de repente en un estadio no es casual. Ni improvisado. Es tolerado por los dirigentes del club, propiedad de la familia de Gil y Gil, el fallecido alcalde de Marbella y delincuente habitual (a uno de cuyos hijos le encontraron pistolas en los cajones de su despacho de la alcaldía de Estepona).

 

La polémica sobre la pancarta ha saltado a la Web Colchonero.com  donde aparte de lo obvio, encontramos los clásicos “y tu más” y algunas voces razonables. Que desde luego son un islote, porque los que deben predicar con el ejemplo no lo hacen. Como el Ministro Moratinos –somos muchos los que no entendemos como ha repetido cargo- que se definió primero como “antimadridista” y luego como “colchonero”. ¡No está nada mal para el jefe de la diplomacia española! O ese “legionario novio de la muerte” que es mi “amigo” Sebastián que proclama “atracos” (¡olvidándose de Gil y Gil!) y declara orgulloso con cara de complicidad y satisfacción que es Atlético “hasta la muerte”, haciendo suyas las estrofas de las canciones de sus ultras:

 

Es un atraco y quiero que sepan todos los seguidores del Atlético de Madrid que tienen mi apoyo a muerte“.

 

“En Marcha”


En marcha van los ultras
los ultras del Atleti,
cantando y animando
a nuestro equipo hasta la muerte.

 

“Todo El Fondo Cantará”

 

Forza Atleti, Forza Atleti
Todo el fondo cantará.
Te queremos, te adoramos
junto a ti hasta morir.

 

Pero la palma informativa se la lleva el Sr. Blanco (responsable entre otros “éxitos” electorales en Madrid de la inclusión de Tamayo y Sáez en las listas) que según informa Marca, también vivió un controvertido capítulo. A Blanco le dedicaron anoche, en el palco, un comentario bromista sobre su camisa, a rayas rojas y blancas y ni corto ni perezoso, respondió con contundencia: “Es que siempre he sido del Atlético. Tengo un asco al Madrid que no lo puedo ni ver“. Pues nada, ya sabemos quien -y quien no- os va a votar… ¿Y a todo esto qué dice la Comisión Anti Violencia?

 

El asunto de los políticos es peliagudo. Por ejemplo esta mañana, al coincidir en el kiosco con mi admirado Sr. Alonso, si hubiese tenido conocimiento de las palabras de José Blanco, la conversación habría tomado otros derroteros. Porque Alonso, al igual que Rubalcaba y Peces-Barba, es madridista. Pero no ofende (tampoco los anteriormente citados). El Presidente, Rodríguez Zapatero, es del Barça y tampoco molesta. Incomodaba Aznar, pero no por merengue, sino por su forma de ser. Al menos a mi, socio del Real Madrid y totalmente alejado del PP y de su ideología. Y no creo que el forofo de Aznar causase ninguna simpatía entre los aficionados, fuesen del equipo que fuesen. Al contrario creo que perjudicaba y bastante (puedo estar equivocado).

 

Espero que las cabezas bienpensantes que conozco entre los seguidores Atléticos tomen buena nota y empiecen la labor correctiva que se precisa. No es fácil, dado lo arraigado de unos sentimientos tan irracionales y poco productivos (donde el victimismo es motivo de orgullo). Y en muchas ocasiones la deportividad brilla por su ausencia (no viene al caso citar ejemplos, porque sería caer en el odiado “y tu más”).

 

Quisiera acabar estas líneas, en las que no he mencionado el partido (estoy de acuerdo con las declaraciones de Schuster en las que afirmaba que no ganamos 1-5 por el arbitro) y me he centrado en otros asuntos. Que son los que me llevan al meollo de la cuestión. Porque está entrelazado. Y el fascio, el racismo, la xenofobia, es un todo que encuentra muchas facilidades por estos campos de España (salvo en el Barça de Laporta, la digna excepción que confirma la penosa regla). No me voy a extender y dejo el blog al Maestro Relaño, que una vez más puso la perspectiva certera:

 

Inglaterra nos ofende, es verdad, pero…

 

Dice Inglaterra que no quiere jugar en el Bernabéu, por los gritos racistas que en ese estadio se oyeron, contra Cole, en el último partido aquí entre ambas selecciones. La actitud nos ofende de primeras, pero de segundas, deberíamos reflexionar. ¿Es que somos racistas? Pues quizá sí lo seamos, sin saberlo, como aquel personaje de Molière que hablaba en prosa sin ser consciente de ello. Y los ingleses, ¿qué? me dirá usted, y con razón. Pues los ingleses son los ingleses y nosotros somos nosotros. Ellos hicieron sus barbaridades en su día y se encontraron con su propia sociedad multirracial antes que nosotros.

 

Por eso conviene reflexionar sobre sus reproches, aunque sean exagerados. Y éste lo es. Para mí, el partido debe ser en el Bernabéu o no ser. Si no quieren jugar, pues no jugamos y tan amigos. Pero algo hay que reflexionar sobre el asunto. Aquí creemos que no somos racistas pero hablamos como hablamos: “Dígale a ese negro de mierda que…”. Y decimos ‘engañar como a un chino’, llamamos moro al celoso compulsivo, hacemos de judiada sinónimo de acción traidora y astuta… Desconfiamos del diferente. Cuando todos éramos iguales no lo notábamos. Ahora empezamos a darnos cuenta.

 

Siempre me dicen: “No somos racistas. Sólo nos metemos con los negros del otro equipo, no con los del nuestro”. Bueno, pues eso es ser más forofo que racista, pero racista al fin. Cuando se le llama a alguien negro con ánimo de insultarle (no digamos cuando se hacen gritos de mono) es porque se entiende que ser negro es peor que no serlo y eso es racismo mondo y lirondo. Otra cosa es que no lo detectemos y que tengan que decírnoslo quienes pasaron por eso antes. Los que cargaron con esa culpa y tratan de descargarla en nosotros. Y exageran el gesto, como es el caso. Pero no lo echemos en saco roto.

 

Intentemos todos tener la fiesta en paz

 

[…] El que quiera hacer el mono que se vaya al zoo. El que vaya al fútbol, a cualquier campo, que recuerde que todos nacemos libres e iguales y que menospreciar a algunos por ser de otra raza es exactamente racismo. Creemos tener razón pero nos estamos haciendo mala fama. A lo peor no somos como nos vemos, sino como nos ven otros. O sea, peores. […]

14 comentarios

Archivado bajo Cultura, Deportes, Fútbol, Madrid, Medios, Política

14 Respuestas a “Ecos del Derby

  1. Gustavo son precisamente este tipo de declaraciones y actitudes las que no ayudan para nada a resolver el problema. Y aprovecho el ejemplo que traes a colación para resumir una actitud típica:

    – En periodo electoral los ultras son de lo peor.
    – Si acaso se accede a la presidencia, poco a poco esa firmeza se convierte en tibieza.
    – A medida que se va aproximando un nuevo proceso electoral la tolerancia del punto anterior empieza a mostrar signos de apoyo: “no son tan malos chicos”, “siempre hay una oveja negra”, “apoyan al equipo”, etc., etc.
    – En pleno periodo electoral los ultras son el firme bastión del apoyo al Presidente que ostenta el poder, por lo que los otros candidatos adoptan la postura del primer punto. Y vuelta a empezar.

  2. Gracias Adrián, y no te preocupes por lo de los comentarios, que lo entiendo.
    Aprovecho, hablando de los ultras, para traerte aquí unas declaraciones que seguro levantarán (o deberían) polémica:
    http://www.20minutos.es/noticia/422398/0/calderon/llaman/cabron/

    Te confieso que no me gusta el fútbol. Pero la politización que lo rodea me pone enfermo: si eres del Madrid, eres facha; si del Barça, independentista; si del Bilbao… Dejémoslo ahí.

  3. Julio si lees atentamente la entrevista veras que explica que necesitan acompañantes. Que por su función están para ayudarles. Así que no pueden ser discapacitados. Pero de todas formas de los videos que graban los clubs me fío poco, muy poco (son fácilmente manipulables). Y me refiero a todos los clubs. En general… En cuanto a lo de Manzano, me das la razón en mi argumentación. No debe hacerlo en el palco, porque ahí está como alcalde de Madrid (que es un agravante además en este caso). Por eso me parecen más adecuados los ejemplos de Revilla o los que mencionaba en el post (Fernández Ordóñez, Peces-Barba, Fco. González).

  4. julio ruiz llorente

    Y, si, lo de Manzano, sí que decía que era bético, pero le pillaron alborozado aplaudiendo los goles madridistas… y tampco estaba en la grada o en tribuna sino en el palco.

  5. julio ruiz llorente

    Bueno, bueno, este discapacitado está claro que lo es; no hay duda alguna por el testimonio, pero ¿los que se levantaban y hacían cortes de manga a la afición del Atleti y que están captados en videos?

  6. Saludos Gustavo y aprovecho la oportunidad para decirte la rabia que me da no comentar en tu blog (que me gusta y mucho). Pero es que eso de registrarse para escribir un comentario, aparte de producirme urticaria, me lo prohíbe mi religión…

    Que bueno Julio y recuerda la crónica del Atleti/Liverpool de hoy….

    No me acordaba de lo de Manzano, que de todas formas si no recuerdo mal era del Betis (igual aquí se hizo madridista). Mi posición sobre los políticos ya está clara. Y La Quinta del Buitre, en su blog recordaba otro buen ejemplo de político forofo: el presidente de Cantabria, el Sr. Revilla. Que ve los partidos desde la grada, no en el palco. Vamos, que no sólo es posible sino que además existe

    http://laquintadelbuitre.blogspot.com/2008/10/locum-tenens.html

    En ref. a lo de la sanción habrás/habréis visto que no he querido entrar demasiado en el asunto. Pero no tengo ya otra opción. Me limito a enlazar una entrevista de Ortego en el AS de hoy con el minusválido que denuncio al Atlético:

    “Pasé miedo y no volveré a un estadio de España”:

    http://www.as.com/futbol/articulo/futbol-pase-miedo-volvere-estadio/dasftb/20081022dasdaiftb_40/Tes

    Y por cierto, conviene recordar que la OID ha presentado una denuncia contra la UEFA y el Olympique ante el Parlamento Europeo aduciendo que los discapacitados no lo eran. El propio interesado y Enrique Ortego son testigos de que si. ¿La OID de qué ministerio depende? Está claro ¿no? Es el fanatismo llevado a la política hasta unos puntos insospechados…

    P.D.: Perdí la fe el día que interrumpieron un entrenamiento y no pasó nada…

  7. Por cierto, sin que me ciegue pasión de hincha, que los rojiblancos (políticos) digan que lo son a mi me parece bien. Incluso me mola que haya tanto político rojiblanco o que lo celebren. Acuérdate de Manzano aplaudiendo los goles del Madrid en casa ajena (en la nuestra)…

    Y si la clase política rojiblanca se rebeló (ni idea de que Sebastián fuera de los “nuestros”) y apoyó la causa es porque la sanción (por lo que se esgrime) no hay por donde cogerla. Y no creo que eso sea hacer propios tantos gestos, posturas y cánticos de quienes creen que nos representan. Si; el Atleti somos nosotros, pero todos nosotros, quizás la mayoría silenciosa que siente estos colores desde hace medio siglo (si, como yo); no necesariamente los que están en el palco (que a lo mejor son atléticos desde ayer) ni los que ocupan un fondo del estadio.

    Y por descontado que lo que me parece impresentable es que se juegue con fuego -estos fachas no son del Atleti, son fachas- cuando tu equipo está amenazado -y ahí insisto en que lo tengo claro, lo de la UEFA con el Calderón es una cacicada- y muestren la pancarta ésa de condolencia con un personaje tan significado en su ideología el dia del derby. Desde las diez de la noche del sábado, los que mandan en la ribera del Manzanares deberían haber cortado por lo sano para que los ocupantes de esa zona del campo donde se exhibió la leyenda hubieran sido expulsados de su condición de socios del Atleti… (que digo yo que lo serán).

  8. Sin el menor ánimo de proteger a nadie, tengo que decir una cosa acerca de la politización de este deporte. En televisión, los reporteros declararon que la “pancarta” era el único hecho aislado sin importancia. Estos mismos reporteros -insisto, sin ánimo ni ganas de defender a nadie- se echan las manos a la cabeza cuando la afición de otros equipos llevan banderas independentistas. Creo que todos recordamos el revuelo que formaron por la presencia de banderas independentistas en aquel simbólico “Euskadi-Catalunya”. Y, para acabar, no sé que clase de prensa tenemos que no considera como incidente grave el hecho de que la policía tenga que incautar a cierta parte de la afición -minoritaria, por supuesto- armas blancas y contundentes.
    ¡Un saludo!

  9. Raúl cuando vi la pancarta (en la tele) me acorde de Hiddink, el cual entrenando al Valencia se negó a que su equipo saltase al campo hasta que se retirasen los símbolos nazis del campo (era el campo del Valencia).

    Luisi, tu punto de vista no sólo es muy interesante sino que además llevas razón. Pero…y aquí está el corazón del asunto: Blanco está en el palco del Calderón por el cargo que ocupa. Es decir, no es un ciudadano de a pie. Antes de ser Secretario General del PSOE ganador de elecciones generales ¿le invitaban al palco? Creo que conocemos la respuesta. Es el precio que hay que pagar por ser una figura pública. Y hay que predicar con el ejemplo. Y si quiere explayarse a gusto, que se pague la entrada y se funda con la plebe sea en tribuna, grada, anfiteatro, fondos, etc. ¿Qué problema hay en hacerlo? Existe tal posibilidad. Y perdona que cite a tres madridistas como ejemplo: el inolvidable Fernández Ordóñez, Presidente dimisionario del INI franquista y ministro con Adolfo Suárez (UCD) y Felipe González (PSOE), ocupaba su asiento en el Bernabéu (cuando sus obligaciones y compromisos se lo permitían) porque lo prefería a la rigidez del palco y para él no tenia precio estar con los buenos aficionados. Se sentaba detrás de mí. Gregorio Peces-Barba otro que detesta el palco y prefiere estar con la peña. Francisco González, Presidente del BBVA, lo mismo. Podría citar más ejemplos, repartidos a lo largo del estadio… Al igual que los contrarios como Mario Vargas Llosa que en cuanto pudo voló hacía el palco (ay esa vanidad de los artistas)…

    Zorro los lectores no saben que está conversación viene de tu blog Veteranos y Noveles así que dejo el enlace al post en cuestión:

    http://veteranosynoveles.blogspot.com/2008/10/chorrada-bendita-que-en-el-cielo-est.html

    A los perezosos les queda clara tu opinión con el titulo (en línea con lo apuntado por Luis)

    ¡Que largo me ha quedado! Pero al menos todos de acuerdo en lo de la pancarta.

  10. ya sabes lo que opino sobre lo de Blanco, así que me centraré en la pancarta de marras.

    Haider no fue una persona digna de recuerdo, sin duda, y si alguien piensa que sí, no es un estadio de fútbol un lugar para homenajes políticos.

    Los Ultras, sean rojiblancos o de otro color, son gente con pocas luces. ¿Acaso no se dan cuenta de que tan sólo esa pancarta puede servir de excusa a la UEFA para confirmar la sanción al Calderón? Mentes privilegiadas, como diría don Latino.

  11. @ Adrián:

    ¿Un aficionado del Atlético (u otro equipo) tiene obligatoriamente que sentir aprecio por el Real Madrid? ¿Está prohibido que un aficionado del Atlético (u otro equipo) sienta desprecio (asco) por el Real Madrid? ¿O el problema no está en el pecado, pero sí en el pecador? Es decir, ¿el Juan Pérez de turno, el fulanito de la calle, el menganito del kiosko sí puede decir eso pero no un político simplemente por el cargo que ocupa? Que triste me parece entonces. Que se pare el mundo, que yo me bajo aquí.

    En este país hay una ganas tremendas de sacarle punta a todo, de hacer una montaña de un grano de arena, y sobre todo hay ganas de quejarse.

    Yo no he visto ninguna mala intención en las palabras de Pepe Blanco (que incluso tal vez lo dijo en un ambiente de coña, distendido y entre amiguetes). Yo sólo he visto la mala intención (y las ganas de ofenderse) en el dirigente madridista que lo escuchó y se chivó, en el Marca que se hace eco de la noticia, y en David Pérez, el del PP, que decía eran palabras que “incitaban a la violencia”.

    En fin…

    Bastante de acuerdo en todo lo demás.

  12. es triste que en las gradas de los equipos se refugie gente tan chunga, desde luego. me da igual el equipo. también es sorprendente la repercusión informativa que conlleva todo lo que tiene que ver con este deporte. es religión.

  13. Por tanto lo demás es verdad. ¿Reconoces vuestro fascismo? Tu uso de las K es… Además no invento lo de los bates:

    ¿Quién y donde se los proporcionaron? Te contesto, es muy fácil: en los mismos bares frecuentados por los del FA. Porque no viajaron con ellos desde Sevilla.

    Este tipo de comentario es similar al de justificar la pancarta pro Haider “es un fallecido más, como tantos otros y no hay que ver más allá”. Mentira. Es quien es. ¿Cuántas pancartas deseando D.E.P. se han mostrado en el Calderón? ¿Cuántos ciudadanos austriacos han merecido este recordatorio? Solamente Haider. Es significativo. Darle la vuelta a la tortilla y desviar el tema demuestra (y confirma mi tesis) por donde van los tiros. Y aquí, en El Mundano, esto no tiene cabida. Y si no hay voluntad de reconocerlo, mal lo tenemos. O más bien dada mi edad, mal lo tenéis.

    Decía Roberto Palomar en la última de Marca de hoy titulada “Pues sí, hay que cerrar el Calderón”:

    “NO ME GUSTA: El homenaje a Haider del Frente Atlético. Luego viene Platini y que si la abuela fuma…”

  14. micky

    los bates “kerido amigo”, se les incautaron a los ultras del sevilla, asi ke…no inventes maxote

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s