Archivo diario: octubre 10, 2008

El disputado y polémico voto en Florida

10 de octubre de 2008

Ya mencionaba hace meses que lo que pasa en Florida no sucede en ningún lado. Y si hablamos de elecciones, su condado de Palm Beach se lleva la palma. Las chapuzas electorales están ahí a la orden del día (ni el voto por correo del Real Madrid llega a estas cotas).

 

Leyendo Wired saltan todas las alarmas. Porque lo del condado de Palm Beach a menos de un mes de las elecciones presidenciales de EE.UU. es muy preocupante. Y además llueve sobre mojado. Basta con recordar lo sucedido en las votaciones del 2000, donde las “papeletas mariposa” y el recuento suspendido por el Tribunal Supremo resultaron claves para la victoria de Bush II sobre Gore. En una decisión que aun escuece. Y que ha significado 8 terribles años para todos.

 

¿Pero qué ha pasado ahora? Prácticamente lo mismo de entonces con una dosis añadida de chapuza y picaresca más propia de Gil que de la primera potencia planetaria. En Marbella desaparecieron expedientes del Juzgado y en Palm Beach 3.478 votos de las elecciones para Juez del condado.

 

Esta vez no ha sido por las ya famosas “papeletas mariposa”, que había que perforar. Cambiaron el sistema, pero se lo encargaron a la misma empresa, Sequoia Voting Systems. Que por el módico precio de 5 millones y medio de dólares ha elaborado unos scanners ópticos, causantes de los problemas actuales.

 

Las elecciones judiciales, después de un mes de recuentos, han proclamado dos vencedores distintos. Desvelando graves problemas en la infraestructura electoral del condado. Menudencias tales como papeletas desaparecidas o tabuladores que son incapaces de reproducir el mismo resultados dos veces seguidas.

 

Se recogieron 102.523 votos. Pero tras el primer recuento sólo aparecieron 99.045 papeletas. ¿Qué pasó con las restantes 3.478?

 

Una semana después, al volver a hacer el recuento sin las 3.478 papeletas desaparecidas, proclamaron a otro vencedor.

 

El condado acabó encontrando las papeletas desaparecidas, pero también se encontró con 227 más que no estaban contabilizadas. Así que a volver a contar. Y el primer ganador fue restituido como triunfador.

Las razones para tantos recuentos se encuentran en la ley electoral del Estado de Florida: cuando el margen de victoria es igual o menor a un 0.5% se marca la obligación de efectuar un recuento automatizado. Sin embargo si este recuento establece un margen de victoria de un cuarto de punto o menor, se procede a un recuento manual.

Y el abogado William Abramson ganó por solo 17 votos al Juez Richard Wennet. Fue entonces cuando descubrieron que faltaban 3.478 votos, modificando el resultado electoral. Ahora era el Juez Wennet quien ganaba, por 60 votos. Ante las protestas de Abramson las autoridades electorales del Estado decidieron no reconocer a ningún vencedor hasta que el condado –que ya daba por bueno el resultado- no encontrase las papeletas perdidas. Finalmente tras un nuevo recuento, incluyendo las encontradas más las 227 descubiertas, se repitió la victoria inicial del abogado Abramson. Pero por más diferencia que los 17 votos de la primera vez. Con otro dato que no debemos pasar por alto: en el recuento manual se validaron unas 12 mil papeletas que habían sido declaradas nulas por las maquinas. Porcentualmente estamos hablando del 12% del total de votos emitidos.

 

Quisiera aclarar que he intentado simplificar un proceso farragoso que ha durado un mes. El cronograma de la imagen resume el proceso y los distintos recuentos.

 

Existe un precedente -de 2004- en el condado de Napa (California) y que también involucraba la maquinaria de Sequoia. Y está sucediendo con la mitad de su equipamiento en el Estado de Nueva York, que se está planteando sustituir 1.500 unidades.

 

¿Dónde estaban los votos perdidos? Los encontraron guardados en unas cajas en el centro de tabulación de Palm Beach. ¿Por qué estas papeletas estaban desatendidas? Las culpas parecen recaer en el desorden a la hora de efectuar el primer recuento además de la alta participación registrada.

 

Da que pensar y mucho que según las previsiones para el 4 de noviembre el numero de votantes se va a quintuplicar. Y que la papeleta tendrá el doble de tamaño.

 

Y la semana que viene escribiremos sobre la 2002 Help America Vote Act y las defectuosas bases de datos, que tienen el perverso efecto de hacer desaparecer a ciudadanos registrados para votar o duplicar los ya existentes.

10 comentarios

Archivado bajo CDI, Política