Archivo diario: septiembre 25, 2008

Teatro en La Abadía

25 de septiembre de 2008

El Teatro de la Abadía esta de estreno por partida doble. Primero con la obra de Isaak BábelGritos de Odessa”, bajo la dirección de Simeón Spivak. Del 26 al 29 de septiembre. Para luego continuar, desde el 1 de octubre hasta el día 5 con el montaje de “Brossalobrossotdebrossat” del siempre interesante Carles Santos.

 

Gritos de Odessa” es una producción que cuenta con más de 20 actores y actrices de una de las compañías señeras del nuevo teatro ruso, el Teatro Fontanka de San Petersburgo. Una oportunidad única para ver uno de los grandes textos de Isaak Bábel. Al que Gorki “apadrinó” publicando algunos de sus cuentos y salvó en una ocasión, en 1924, cuando la revista de Maiakovski dio a conocer varios escritos, que fueron más tarde incluidos en “Caballería Roja”. Finalmente fue fusilado por el NKVD en 1940, tras ser torturado. “Se empieza por cortar leña y se termina cortando cabezas”, dice premonitoriamente uno de los personajes (Bábel fue comisario político).

 

Bajo una cara amable, subyace en este espectáculo un tema poderoso: algo tan candente hoy en día como es la convivencia con el diferente, y la comprensión mutua en la diversidad cultural y generacional.

 

“Brossalobrossotdebrossat” es un desconcertante homenaje del músico poético-audiovisual Carles Santos al poeta, pintor, dramaturgo, director y amigo Joan Brossa.

 

Joan Brossa, surrealista iluminado, que se movió tan cómodo en el terreno de la poesía como en el de las artes plásticas, teatro y cine, desarrolló su actividad transgresora en el ambiente hostil de la dictadura. Contemporáneo de figuras como Cage y Beckett, se encuadra en la mejor vanguardia europea. Carles Santos (músico residente del Teatre Lliure) fue amigo de Brossa y participó en algunas de sus creaciones.

 

Diez años después de la muerte de Brossa, Santos le rinde un homenaje. A través de una serie de proyecciones, movimientos, poemas y música, se muestra no tanto el Brossa de magia y confeti, como el investigador radical. “Si no pudiera escribir, en los momentos de euforia sería guerrillero; en los de pasividad, prestidigitador. Ser poeta incluye las dos cosas.Brossa dixit.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Recomendaciones, Teatro