Archivo diario: agosto 12, 2008

Volver a la Champions (por Julio R. Llorente)

12 de agosto de 2008

Me hace ilusión escribir (hablar, ya hablo, o analizo la jugada, cuando Chema Abad me lía -o me liaba la temporada pasada- para comentar algún partido de mi equipo junto al Mono Burgos en “Tablero deportivo” en Radio 1) de nuevo de fútbol y nada más apropiado que este estreno continental en un mes tan de torneos veraniegos como es agosto. Pero si queremos que suene esa musiquilla coral y pegadiza el mes que viene, no hay más remedio que aplicarse mañana y rematar dentro de dos semanas.

 

Y es que la última vez que jugamos la Champions la jugamos porque… fuimos champions, cuando el doblete, cuando Antic… No, como ahora que ese honor y derecho de jugar la ex Copa de Europa desciende -afortunadamente- hasta el cuarto clasificado (nosotros) en ligas tan potentes como la española.

 

Lo que pasa es que es un cara o cruz eso que el destino de la temporada -ilusión o fracaso- esté marcado tan pronto, antes de que empiece en septiembre. Pero ¿quién dijo miedo? El Atleti -sí, si, he utilizado plural de identificación, porque apenas he ocultado mi rojiblanquismo cuando ejercía de periodista deportivo- de esta temporada, así a priori, cuando apenas ha jugado en su gira mexicana y con equipos menores -ojo, que para el Rayito, todos mis respetos- me gusta.

 

Si Leo no está fino -que ha tenido cal y arena en su historia en el Calderón- ahí está Coupet, que me merece mucha confianza. En la defensa, no me importa que a Perea -que le echen un galgo por lo veloz- le desplacen a la derecha porque vamos a tener una pareja de centrales temible -a ver quién se atreve a pasar por los dominios de Ujfalusi– y a Antonio López le vi meses atrás recuperar su mejor forma. De la media sólo espero expectante -y algo desconfiado- el desempeño de Assunçao, porque Raúl García se faja, Maxi, ídem de ídem, y además parece que ve puerta, y Simao es letal a balón parado. Y, mientras llega Agüero, Sinama -con que meta los mismos goles que en el Recre, me vale- puede ser un perfecto escudero de Forlán, que, aparte de definir, es ejemplo de abnegación y entrega, además.

 

¿Pronóstico? Un empate para mañana -si es a uno, mejor- y a resolver, con el Calderón, a reventar, el 27.

 

Julio R. Llorente

(ésa era mi firma hasta hace 19 años cuando también era periodista deportivo) 

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol, Madrid