Archivo diario: julio 17, 2008

Luis Piedrahita

17 de julio de 2008

He coincidido varias veces con Luis Piedrahita (vive en el barrio). Comiendo en El Schotis, por la calle o saliendo del ascensor de casa (es amigo de Eduardo Aldán). Pero nunca me había parado a hablar con el, más allá de hola o mostrarle mi admiración y la de El Mundanito.

La otra mañana andaba liado con intentar sacar fotos del nuevo escaparate del Delic, sin que aparezca reflejada la Plaza de la Paja. Era mi segundo intento y pensé que a primera hora de la mañana sería buen momento (antes de tener el sol de pleno).

 

Y ahí estaba, fresco y radiante, sentado en el banco de piedra que hay entre la papelería y el Delic. Nos saludamos, le conté lo que venia a hacer y como tenían el cierre echado me dijo “abren a las once”. Así que echamos un rato de charla.

 

Sólo puedo decir que es encantador. Y me descubrió un par de asuntos.

 

Uno, La Plaza de las Artes, un sitio de magia, cerca del barrio. Qué es donde actúa el genial René Lavand cuando viene a Madrid. Con lo que aproveché para darle las gracias a el y a los de su programa de TV Nada x aquí (Cuatro) por descubrirme al maestro argentino.

 

Y dos, me enteré que el maestro Lavand es manco desde pequeño, y que su pasión por la magia es la que le llevo a desarrollar las técnicas que tan magistralmente pone en practica.

 

Al polifacético Luis Piedrahita le conozco (profesionalmente) desde que ganó el primer concurso de monólogos del Club de la Comedia. Y le admiro desde que le escuchaba en No somos nadie (M80), el programa matinal de Pablo Motos, cuando llevaba a El Mundanito al cole.

 

Cuando salía la Diosa local Nuria Roca y su consultorio, tenía que cambiar de dial (si aun no habíamos llegado al colegio). Ya aprendí a apañármelas con el horario, para conducir el trayecto desde casa y no perdérmela. Y en eso dejaron la radio…por un programa diario de TV “El hormiguero“.

 

La pieza que me/nos cautivó fue la de las pinzas de tender la ropa. Y la descripción de cómo cae un pinza al patio, deteniendo el tiempo, era sencillamente antológica.

 

Decía que el llamado “rey de las cosas pequeñas” es polifacético porque aparte de los monólogos y la magia, también ha publicado tres libros, dirigido una película además de ser guionista y escritor para cine, teatro y TV.

 

Como es verano os dejo con un clásico: el de los juguetes de playa o la prueba irrefutable que Dios no existe.

 

 

 

10 comentarios

Archivado bajo Cine, Cultura, Libros, Medios, Recomendaciones