Archivo diario: mayo 22, 2008

Quién golpea primero, no siempre golpea dos veces: 1er Partido Finales de Conferencia Oeste (la crónica de… ¡Socioapatía!)

22 de mayo de 2008

 

Los Ángeles Lakers 89, San Antonio  Spurs 85

 

Kobe Bryant y sus Lakers remontan una ventaja de 20 puntos a los vigentes campeones en un cuarto y medio para enmarcar. Volvieron a ganar en un final más apretado que las tuercas de un submarino.

 

San Antonio Spurs es el equipo más peligroso de la Conferencia Oeste. Puede que no sean el mejor, pero sí el más peligroso: saben adaptarse al estilo de juego del rival y saben ganar tanto en partidos locos como en partidos rácanos y de pocos puntos. La química en el parquet es extraordinaria y cualquiera puede perder cualquier partido contra ellos. Por eso llevan 3 anillos con prácticamente la misma plantilla.

 

Ayer saltaron con esa mentalidad, dispuestos a parar el juego en ataque de los Lakers, y romper con robos de balón el triángulo ofensivo (Odom, Gasol y Bryant) y casi lo consiguen. Un 65-45 pasado el ecuador del tercer cuarto parecía dejar sentenciado el encuentro. Pero un Kobe, que en palabras de su entrenador estaba “de vacaciones” durante el primer cuarto, volvió a coger las riendas de su equipo y con 25 puntos Jordanescos en la segunda mitad, consiguió poner por delante a los Lakers con una enorme suspensión en la cara de Tim Duncan que olía a resultado definitivo. 85-81 2:25. Pero aún quedaba más suspense por ver en Hollywood, un error de comunicación en el rebote hizo que entre Bryant y un Odom que no tenía su día, metieran en su propia canasta un lanzamiento de Tim Duncan. 85-85 y 40 segundos por jugarse. La bola para Kobe, defendido por el malvado oficial de la NBA Bruce Bowen. La mamba negra carga con el hombro, Bowen finge de forma aparatosa una falta en ataque. Todo el mundo contiene la respiración, nadie pita nada, Kobe se cuadra, lanza y entra el balón. 87-85

 

Último ataque de los Spurs. Le dan el balón a Ginobili en la esquina para el triple que falla. Los Spurs van como chacales al rebote y consiguen que el balón se quede suelto, entre jugadores tirados por los suelos. Finalmente lo recoge Sasha Vujacic, le hacen falta, encesta los dos tiros libres y el triple a la desesperada de Michael Finley no entra por el aro. 89-85 para Los Ángeles Lakers, que saldrán con la moral reforzada tras remontar un partido que se les había puesto tan cuesta arriba como a Hillary Clinton llegar a la convención demócrata con posibilidades.

 

A destacar el soberbio trabajo en el poste bajo de Tim Duncan. El pívot de las Islas Vírgenes humilló a Gasol en su duelo personal, y consiguió 30 puntos, 18 rebotes y 4 tapones que podrían haber sido mejores de mejorar sus porcentajes de tiro. El catalán volvió a cumplir sin hacer demasiado ruido, con un 19-7 que habría sido claramente insuficiente si Kobe Bryant la pasada madrugada no hubiese estado inspirado.

 

Por los Lakers, el mejor rendimiento del banquillo que en las series contra Utah y el papel de Radmanovic que se está convirtiendo en todo un especialista en primeros cuartos, firmando unos números sensacionales en los primeros compases de varios partidos consecutivos.

1 comentario

Archivado bajo Baloncesto, Deportes