Archivo diario: abril 15, 2008

FISAHARA 2008

15 abril de 2008

El V Festival Internacional de Cine del Sahara da comienzo en los campamentos de refugiados saharauis, que hay en el desierto argelino. Esta iniciativa artística y solidaria, nació en 2003 con el objetivo de acercar el cine, como forma de entretenimiento y cultura, a los cerca de 200.000 saharauis que llevan más de treinta años viviendo en condiciones precarias, en los campamentos del desierto argelino.

En su primera edición, el Primer Premio fue para El Bosque Animado de Ángel de la Cruz y Manolo Gómez. La Mención Especial fue para El Otro Lado De La Cama de Emilio Martínez Lázaro.

Las seleccionadas este año incluyen las nuevas de Julio Medem, Iciar Bollaín o Ken Loach. Además hay varios documentales así como cine de animación. Un total de 20 películas de España, UK, Alemania, Líbano, Costa de Marfil, Ghana, México, Francia, Senegal, Argentina, Cuba y Bélgica.

“¿Conocéis algún festival de cine que haya nacido con vocación de desaparecer?”  pregunta Fernando Iñiguez en su post Vísperas, y un poco de Historia, que estrena su blog, Cine entre las dunas, creado expresamente para cubrir la edición de este año.

Y la respuesta es que “si existe”. Se trata del FISAHARA.El festival desaparecería cuando el pueblo saharaui pudiera ejercer su derecho a la autodeterminación, derecho que les reconoció la ONU hace ya muchas décadas”.

Fernando Iñiguez es uno de los “amigos invisibles” de El Mundano. Suyas son las fotos de El Sáhara, una descolonización incomoda.

Entre los ilustres “vendidos” que acuden al Festival para mostrar su solidaridad están los actores Rosa María Sardá, Carmelo Gómez, Fran Perea, Willy Toledo, los hermanos Carlos y Javier Bardem y Dafne Fernández.

Fernando también nos desvela una actuación sorpresa al final de su post.

Desde estas páginas de El Mundano os seguiremos informando (vía el blog de Iñiguez)

 

3 comentarios

Archivado bajo Cine, Cultura, Recomendaciones

Lo de Las Modistillas

15 de abril de 2008

Enric González ha publicado, en El País del día 14 de abril, una columna antológica al respecto del impresentable artículo de “alguien”. Que es una inmejorable forma de empezar, sin mencionar al escritor. Para no darle más protagonismo.

 

Como os supongo conocedores del asunto, omito el de “alguien” y paso directamente a reproducir el texto de Enric González.

 

Enlace al artículo: Modistillas

MODISTILLAS

<< Alguien, en un artículo publicado ayer, dijo que Zapatero había formado un “gobierno de modistillas”. La frase podría hacer fortuna, como la hizo aquella del “gobierno de penenes” (por profesores no numerarios), utilizada para definir al primer gabinete de Adolfo Suárez, el que se llevó por delante las Cortes franquistas y convocó elecciones democráticas. Lo de “modistillas” está muy bien, aunque muchos jóvenes no pillarán la carga semántica: es el tipo de palabra, como “prócer” o “ambigú”, que define una cierta época.

Hubo un tiempo en que un ministro era un señor pomposo, con tendencia a vestir frac y a lucir condecoraciones. Aquellos sí eran tiempos. Un ministro, como se sabe, es alguien destinado a meter la pata. Es inexorable. Ignoro cuántas cosas útiles hizo Jesús Sancho Rof, doctor en Físicas y varias veces ministro; recordaré toda la vida, en cambio, aquella frase suya, la del “bichito que si se cae de esta mesa, se mata”, en referencia al agente causante de la llamada “neumonía atípica”, más tarde identificada como intoxicación por aceite de colza adulterado.

 

¿Cómo olvidar la de Fraga? Manuel Fraga es de aquellos que parecen llevar escrita en la frente la palabra “ministro”. Como siempre fue hombre de acción, sus burradas verbales quedan en nada comparadas con sus hechos. En 1964, cuando dirigía el departamento de Información y Turismo (la mezcla suena hoy francamente exótica), asistió a una cacería con Franco y le pegó una perdigonada en el culo a la hija del dictador. Y ahí sigue.

 

Está muy bien lo de “modistillas”. Hay algo de rabia cavernaria en la expresión, de nostalgia por el “prócer” y el “ambigú”, por la escopeta nacional de Fraga, por el frac. Es como una de esas estatuas castizas que Álvarez del Manzano plantó en Madrid: un recordatorio estupendo. Una señal de que, por mal que lo hagan las “modistillas” (y cuento con ello), en algo hemos mejorado. >>

La foto, de 20 minutos, tomada por Josep Maria Soler el 13 de Diciembre de 1.941, en el día de Santa Lucía, Fiesta de las Modistillas: “Concretamente ese grupo que os mando ganó el 1er. Premio del Concurso de Sombreros de Papel celebrado en Vilanova i la Geltrú“. 

7 comentarios

Archivado bajo General, Medios, Política, Recomendaciones