Pablo Milanés En El Tiempo, Contra El Tiempo (por Antonio Gómez)

9 de abril de 2008

Leo por ahí abajo en un post de Rodri sobre los mojitos de la embajada cubana y Adrian me dice que Pablo Milanés vuelve a España en una gira con Chucho Valdés, que comienza el 19 de abril en Burgos. Entre aquellas borracheras y esta gira han pasado algo así como 33 años. ¡Madre mía! Si los tuviera, se me pondrían los pelos de punta. Y lo peor de todo es que os veo a todos muy mayores; vamos, que vais a tener que empezar a cuidaros, que el tiempo no perdona. Ya sabéis, ese implacable y cruel que cantaba, precisamente, Pablo, una persona preocupada desde siempre por el transcurrir del tiempo.

 

El recuerdo no es la descripción del pasado, sino la percepción que tenemos desde el presente de aquel tiempo ido junto a los pelos de la cabeza. Por eso quizás no recuerdo con claridad el momento concreto en que quienes hacíamos GONG (aquel invento de nuestro ínclito GONGzalo García Pelayo), nos enteramos de que Movieplay (todavía era Movieplay y estaba Sancho a la cabeza) poseía los derechos de los discos de la Nueva Trova Cubana y decidimos editarlos. Sí tengo marcado en la memoria, en cambio, cómo llegó a España la que pienso que fue primera muestra de las canciones de Silvio, Pablo y Noel Nicola, iniciadores del movimiento, que se escucharon por aquí.

 

Debió ser en 1969. Julia León, que vivía con su hermana Eva en un apartamento cerca de Torres Blancas, recibió una cinta de alguno de los jóvenes directores de cine que residían en el mismo edificio, de los que eran amigas. Quizás fuera Víctor Érice, o Antonio Eceiza o José Luis Egea el que había estado en un festival de cine en La Habana y al regreso trajo grabadas las canciones en una cinta de bobina, que con el tiempo pasó a mis manos, no sé si el original o una copia, y que entre 1971 y 1973 sonaron a menudo en Canto a mi América, el programa que hacíamos Tina Blanco, Álvaro Feito y una servidora en 99.5, Radio Popular FM (otro invento de Gonzalo en el que tantos coincidimos).

        

Adrian me cuenta que cuando ya estaba en marcha GONG, un día entramos a un despacho (sería el de Carlos Guitart, digo yo, que sabía del tema y al que siempre recuerdo con cariño) y descubrimos que tenían unos discos cubanos y una colección de blues con los que no sabían qué hacer. Fuera exactamente así o no, es algo que mi memoria no ha retenido, lo que recuerdo perfectamente es que nosotros sí sabíamos qué se podía hacer con aquel  montón de LPs. Inmediatamente nos pusimos a la faena y en 1976 aparecieron los tres primeros: un colectivo sobre Chile (en el que estaba Yo pisaré las calles nuevamente, y un par de excelentes temas de Amaury Pérez), el primero de Silvio y La Vida No Vale Nada de Pablo.

 

 

(Nota del editor: La portada verde es la de Gong –su primer LP en España– y la otra es la original cubana –su tercer disco llamado Pablo Milanés)

En aquella primera cinta la Nueva Trova que escuché (que ahora que lo pienso podría ser una grabación de Cuba va, el primer disco del Grupo de Experimentación Sonora de la Habana, en el que estaban Pablo, Silvio y Noel, además de Eduardo Ramos, Sara González, Amaury Pérez, Emiliano Salvador, Pablo Menéndez, todos dirigidos por Leo Brower, ¡ahí es nada!) había varias canciones que me gustaron (La era está pariendo un corazón o Comienza el día, por ejemplo), pero hubo una que me deslumbró. Se titulaba Yolanda, y era una delicada canción de amor llenar de sensualidad, sensibilidad e inteligencia. Desde entonces quedé enganchado a Pablo, como le pasó a tanta otra gente en el mundo.

        

La influencia que ejercieron Pablo y compañía en un determinado momento de la canción popular en castellano fue sencillamente arrasadora. Era el movimiento de canción de cualquier país que tenía una mayor preparación musical y un mayor conocimiento de lo que se hacía en el resto del mundo, especialmente el anglosajón, y menos prejuicios para utilizarlo. Además, era una canción que venía del primer país socialista del mundo que hablaba en español. Unas recomendaciones que, en concreto entre nosotros, les abrieron camino rápidamente, convirtiéndose en un éxito que sorprendió, en primer lugar, a Movieplay, que no habían sabido que hacer con aquellos cubanos tan diferentes.

        

Han pasado un montón de años desde entonces. Tantos que no quiero volver a escribirlos por si da mal fario la insistencia. El año pasado Pablo Milanés acudió a cantar a mi pueblo, Rivas Vaciamadrid (ya sabéis, con gobierno de IU y una infraestructuras y una actividad cultural excelentes), y fui a verle. Hacía tiempo que no le escuchaba en directo y durante toda la actuación me mantuvo pegado a la butaca con las terribles reflexiones sobre el dolor, el tiempo y la muerte que sustanciaban su por entonces último disco, Regalo, que es lo que cantó fundamentalmente. Al acabar tuve la tentación de pasar a saludarle, pero me marché a casa rumiando con mi compañera lo que habíamos escuchado. Preferí no verle porque seguramente hubiéramos acabado hablando del tiempo, del dolor y de la muerte, y ya habrá tiempo para el dolor, e incluso para la muerte.

 

Saludos cordiales de su amigo, este que lo es.

 

Antonio Gómez.

 

FECHAS GIRA PABLO MILANÉS & CHUCHO VALDÉS:

 

Abril

 

19: BURGOS

26: LEÓN

 

Mayo

 

2: VALLADOLID

3: SALAMANCA

8: GRANADA

10: LAS PALMAS

11: TENERIFE

12: BARCELONA

15: MADRID

 

Video de Yolanda, grabado por alguien del público durante la actuación de Pablo Milanés y Chucho Valdés, en el Teatro Meliá de La Habana, a finales del pasado mes de marzo (Festival Jazz Plaza 2008)

 

 

 

 

 

11 comentarios

Archivado bajo Cultura, General, Música, Recomendaciones

11 Respuestas a “Pablo Milanés En El Tiempo, Contra El Tiempo (por Antonio Gómez)

  1. Las discusiones en los bares son más entretenidas, amigo Antonio. Además se puede explicar uno mejor.
    Y con unos riñones al Jerez todo es más suave y divertido.

    Y yo también espero que sean varias la neuronas (por muy cazurras y aleladas que sean) que me queden, que estoy opositanto, pero a veces lo dudo.
    Y perdón por el usted. Es que me expreso así siempre por la internet (incluso con la muchachada). A partir de ahora de tu de toda la vida.

    Una última cosa. Yo defiendo que cada uno tenga sus gustos, hasta extremos astronómicos como Los Rebujitos, OT o Kico y Shara . Pero después que cada cual aguante su vela…jijiji… Seré implacable y mortal (jojojojo)

    Salud, aquí un amigo,
    Miguel Mameluco
    anarquista burgués y escritor de pegarrachos*

    * un pegarracho es una tontá como un castillo en mi tierra cordobesa.

  2. antonio gómez

    Discutir nunca es perder el tiempo, mameluco, te lo aseguro. Siempre, claro está, que se debata sin mosquearse, porque no es para eso.
    El problema es que los debates, si merecen la pena, suelen requerir darle mucho al caletre, y yo no estoy para ello, que tengo que cuidar entre algodones la neurona solitaria que me queda encima de la calva. No obstante, si algo he dicho en serio es que el respeto al propio gusto de cada uno es sagrado(siempre que no lleguen a los límites de Operación Triunfo, que es puro azufre infernal).
    Por otro lado, colega, apeame el usted, que ya lo dijo uno de tus odiados “cansautores” (por cierto, creo que esta palabra es más adecuada que el “cantamañanas” que utilizas: tiene que ver con el tema y es incluso más despectiva que la tuya): “Le he perdido el respeto y por eso le llamo de usted”. Sé que la edad es un grado, pero no te preocupes, que yo soy un tipo muy sencillo.
    Es verdad que no nos conocemos, pero creo no estaría mal conocerse. El problema es que esa única y solitaria neurona que me queda es (y en eso me temo que nos parecemos) tan “cazurra” (¿no sería mejor “provocativa”?) y “mala leche” como las tuyas, que espero que todavía sean varias, por lo que íbamos a tener una discusión de las que hacen historia y amigos para toda la vida. Mira si no que les pasó a Rick y el comisario Renaud.
    Salud, compañero

  3. Antonio: Me gustan multipilicidad de cosas, pero como no me conoces bien (no tendrías porque hacerlo, claro) deduces cosas que a lo mejor no son del todo ciertas.
    Efectivamente no me gustan los “cantautores”, ni Pablo ni Silvio, ni ninguno de estos. Pero es que aplico este término despectivamente (porque soy así de cazurro y tengo un poco de mala leche) a los que cantan en español. O sea, que lo reduzco a una forma y a un contexto. Repito, por que me da la gana a mi y no por otra cosa. Gente que escribe una canción y luego la canta, me gustan desde Leonard Cohen, hasta Bob Dylan, pasando por Beck, Patty Smith, Pablo Carbonell, Nick Drake, Juan Antonio Canta, yo mismo y un sin fin de músicos de todos los colores, tallas y sabores. Perdona por mi impresión, que a la vez es una generalización y a la vez es una concrección demasiado a la ligera.
    No sé si se me has entendido.
    Y yo, yo, como de todo, menos caviar y otras delicatessen reservadas para paladares más exquisitos. Y soy un gordo depresivo y sentimental. Pero me gusta el humor, que se lo diga sino su amigo Adrian.
    Que no me gusta los de la Nueva Trova ni los cantautores españoles eso era lo que quería decir… ¿all right?
    Yo solo me pierdo lo que no me interesa, se lo puedo asegura, amigo Antonio. Lo he aprendido con la edad (y más cosas que iré aprendiendo, si no me muero antes).
    Perdón por hacerles perder su preciosísimo tiempo a todos.

    Saludos a todos.

    PD:
    Hilliard Ensemble suenan en mi estudio cada vez más. Le hago caso, Sr. Vogel, para que luego diga. Jejeje. Tenía tres discos suyos más (lo he comprobado) pero me he bajado el que me dijo usted.

  4. Je je je

    Mira que eres presumido Antonio.

    Por cierto ¿para cuando el artículo sobre el bipartidismo? ¿O la bipolarización? Que parecen lo mismo, pero no lo son. Espero ansioso.

  5. antonio gómez

    Bueno, veo que se han acumulado los comentarios, incluso las polémicas, así que vamos poco por poco. A cada uno lo que le toca:

    RODRI: Salud, compañero. Sí hace mucho que no nos vemos, pero no tanto como desde la Castañuela, en cualquier caso, es un placer recuperar el contacto. En la vida de uno hay épocas que son muy intensas y de las que nos quedan el recuerdo de personas a las que se vuelve a ver poco pero a las que se recuerda con frecuencia, y yo me he acordado de ti a menudo. Es un placer reencontrarte, aunque sea a través de este parato tan extraño del interné. Te supongo felizmente pre-jubilado, y sí, hay que hacer un frente común (por contestar lo que me dices en otro mensaje del blog) contra Adrián, pero para arrebatarle el blog y escribir más a menudo, porque ¿sabes? A veces se agradece eso de que te den una tribuna para decir lo que se quiera.

    ADRIÁN. Seguramente lo del descubrimiento de los discos de la nueva trova y del blues sea como dices. La memoria es de condición frágil y selectiva y resulta curioso comprobar como varían los recuerdos que sobre un mismo hecho tienen distintas personas. Tienes razón en lo de que Tina, Álvaro y yo tomamos ese seudónimo tan sutil de Equipo Ernesto Sandino, especialmente para nuestros programas en Popular FM, pero también para muchas de las cosas que publicamos en AU, OZONO o Disco Express. Por cierto, algún día podríamos hablar de lo que para nosotros, para mí al menos, significo formar parte del equipo de Radio Popular, en el sentido de que nos sirvió para conocer muchos tipos de músicas que unos u otros desconocíamos y que con el roce aprendimos a valorar sin dogmatismos. Sobre lo de Silvio y Borges, poco tengo que decir, porque no asistí a la conversación, pero no me extraña. Borges (al margen de sus cualidades literarias) no es que tuviera buena prensa, especialmente entre los “rojos”, con perdón (porque parece que en este mundo en el que vivimos hay que pedir perdón por ser, o haber sido, rojo. Yo aún lo soy, por cierto). El insigne escritor ciego argentino era un reconocido reaccionario, que acogió con parabienes la dictadura militar de su país, aunque luego se arrepintiera, y, además, no tenía fama de ser precisamente una persona agradable, sociable y acogedora.

    MAMELUCO. Bueno, bueno, bueno., lo tuyo compañero podría dar para un libro, pero intentaré resumirlo. Leyéndote saco la impresión de que no te gusta mucho Pablo, incluso me ha parecido entender que no te apasionan demasiado eso que se ha dado en llamar cantautores (excepto el caso de Neil Young, ya veo). Es más, hasta he llegado a sospechar que tampoco te gustan aquellos a los que les gustan los cantautores (incluido Neil Young). Pues me parece muy bien, qué quieres que te diga. Soy de los que piensan que el derecho al propio gusto y al suicidio (así como sus contrarios: los derechos de los demás a sus gustos particulares y a la vida) son irrenunciables en el ser humano. Cada uno con los suyos hace lo que le da la gana y los demás, punto en boca.
    Verás. Yo tengo un viejo amigo que sólo come (excepto en caso de extremo compromiso) tres cosas: tortillas francesas, calamares fritos y bistec de ternera. Es rigurosamente cierto, no me lo invento. En un tiempo le discutía esa afición suya siempre que comíamos juntos con dos argumentos. Por una parte, le insistía, te pierdes una cantidad enorme de placeres con esa limitación: los boquerones en vinagre, el cocido madrileño, los chuletones, la fabada o los etéreos guisos de nombre imposible de Arzak. Por otro, remachaba, debe ser malo para la salud. Él me escuchaba, decía que sí, llamaba al camarero y el pedía una tortilla francesa, unos calamares o un bistec, que en el colmo de la variedad podía apetecerle con patatas, o sin patatas.
    Hoy en día, pasado mucho tiempo, sigo pensando que la limitación de no saber apreciar ciertos platos reduce nuestro placer gastronómico. Que eso afecte a la salud, en cambio, lo dudo. A mí ya me ha dado un infarto y mi amigo sigue con sus tortillas, sus calamares y sus bistecs tan tranquilo. Claro, que se ha quedado impotente y a mi a cabo aún se me empina.

    Salud

  6. El niño yuntero

    Por lo que veo y escucho, Borges tenía que ser un poquito especial, por decir algo. Antonio Gala contaba una vez que Borges le caía tan mal, que cuando estaba con él tomando algo en un bar le cambió el plato de aceitunas por un cenicero.

  7. Jajajajajajajaja!

    Borges es un HP… (Es que los que se juntan con japonesas como John Lennon o Sánchez Dragó… 😀 )

    Este Silvio…
    ¡Uifff!
    Embajada cubana. En que sitios se metía usted, para después ser un criticón de IU, Adrian.
    Gabo es un gran escritor, por muy amigo de Fidel que sea. A eso es donde quiero ir a llegar. Hoy le he dedicado un post a Charlton Heston. Ese actor, y no como piensan los jovencitos con camisetas del Che, el señor del rifle. Me da igual lo del rifle.

    Y si me gustara Milanes, Silvio y su música me daría igual que fueran estalinistas, pero es que a mi esas cosas no me gustan, porque seré un insensible o un patán. Yo solo lloro con Neil Young, ¡que le vamos a hacer!

  8. Realmente no se que está pasando con wordpress. Están dando mucha guerra, que se traduce en una perdida de tiempo para todos. Para todos. Por ejemplo, Rodri ha tenido problemas para enviar este último mensaje. Hablando con el hace un rato –le llamé para decirle que ya funcionaba- me recordó una anécdota:

    Embajada de Cuba. Gong, o sea Antonio Gómez en este caso, había organizado un cocktail para medios, con motivo de las 3 primeras ediciones –las que AG comenta en su entrada.

    Recuerdo que estaban en la embajada Pablo, Silvio y Amaury Pérez (entre otros artistas y autores) Y lo que Rodri recuerda y enfatiza para que lo escriba es una conversación, entre daikiris y mojitos, entre Silvio y un servidor:

    “¡Borges es un HP!” (Silvio obviamente no se refería a Hewlett Packard) A lo que yo le contestaba que “vale, pero que escribía muy bien”. Silvio iba aumentando el tono de voz “¡Un HP eso es lo que es! ¡Borges es un HP!” Y yo insistia que si, que lo que el quiera, “pero que era un gran escritor”. Así me lo ha recordado Rodri y así lo transcribo (tiene mas gracia contado por el, imitando el acento cubano -¡Rodri podcast ya!)

    Tengo la impresión, y quizás el sr. Gómez nos lo pueda aclarar: seguro que el argentino habría declarado algo, respecto a Cuba, y Silvio Rodríguez estaba encendido y preso del furor revolucionario. Si así fuese, imagino que ganaría puntos ante sus autoridades. Pero el caso es que abrió algunas mentes ante la perspectiva de una ideología (totalitaria) imponiendo criterios artísticos o juzgando meritos artístico y culturales dependiendo del pensamiento político del creador.

    Éramos tan jóvenes…

  9. Rodri

    ¡Antonio! ¡Cuantos siglos! Renuncio a decirlos, ya que no quiero aumentar la urticaria de Mameluco y el mal fario de Antonio.
    Todavía te estoy viendo en “Castañuela 70” (más urticaria y mas mal fario). Y, sobre todo, más Tercera Edad.
    “Al hacer un recuento ya nos vamos y la vida pasó sin darnos cuenta”
    Eso es lo magnífico: que sintamos la música de los Housemartins y que nos lleguen las palabras de Pablo.
    ¡Antonio! Encantado.

  10. Bueno, aquí viene el nuevecico (que no es tan nuevecico, que ya son 31 añazos para 32) a joder la marrana.
    Comprendo que en un sistema de opresión, de falta de libertad, llamase la atención esto de la nueva trova y tal y cual, y los cantautores que si libertad por aquí y que si mi abuelo fue picador.
    Yo afortunadísimamente, nací en lo hoy se glorifica como Transición Política, despues de muerto Paco Medallas y de lo primero que me acuerdo claramente es del Mundial 82. Pues bien, a mi estos señores altamente intelectualizados ( y movilizados ideológicamente), que van de sensibles por la vida y cantan en español suavón , me producen urticaria. Es un opinión personal, que no vengan los ogros a comerme. A lo mejor, y solo a lo mejor, me hubiese resultado una música completamente neutra si en mi adolecencia los que escuchaban esta música no hubiesen sido tan tontorrones, que se creían revolucionarios por escuchar al (otra vez lo digo) suavón de Silvio, con un pañuelo palestino y creyéndose los más revolucionarios del mundo. Yo que siempre he sido un anglosajón “de mierda” escuchaba a los Smiths o a los Housemartins en mi primera adolescencia. Luego ya vendrían los Sonic Youth y demás. Pero siempre se me quedo ese odio irracional a los cantamañanas, digo cantautores.
    Por eso, cuando oigo decir a cualquiera (siempre es un@ que quiere ir de guay) que no ha leído un poema en su p*** vida, Sabina más que cantante es poeta, me desarman. Poeta es Panero. Poeta es Machado. Poeta es Valle Inclán. Es Whiltman. Sabina es un juntaletras.

    Siento ser tan extenso, Adrian. Quiero dar una perspectiva más “juvenil” (leo juvenil y me parto de risa, de verdad, porque mi mente es más rancia que la de un Centro de Día de la 3ª Edad)

    A los pies de todos,
    Mameluco
    sin oficio ni beneficio

  11. Aprovechando la gira y la edición del CD de Pablo Milanés y Chucho Valdés, le pedí a Antonio Gómez que escribiese algo sobre Pablo. Como responsable directo de las primeras ediciones discográficas de Pablo en España.

    Antonio:

    Me acuerdo bién de ese día. Estábamos Gonzalo, Julio Palacios, tu y yo (o sea Gong al pleno)

    Y lo recuerdo bién porque Julio y yo nos maravillábamos con las muestras, los negativos y los masters (cinta de bobina) de una gran colección de blues. ¡Estaba Professor Longhair! Mi padre y yo habíamos pateado Londres y Ámsterdam buscando grabaciones suyas. Finalmente en un viaje, al que no fui, lo encontró a una hora de metro del centro de Londres. Y ahí en Movieplay había un master, para ser publicado. Me pedí escribir la contraportada. Viene esto a cuento por el articulo de Diego y las dificultades en estar al día, aquí y entonces.

    http://www.elpais.com/articulo/cultura/extrano/oficio/elpepucul/20080407elpepicul_8/Tes

    Tina, Álvaro y tú formabais el ¿colectivo? Ernesto Sandino.

    Movieplay pasó a ser Fonomusic. Y desde hace unos años es Dro/Warner.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s