Archivo diario: marzo 6, 2008

Bond en el barrio

6 de marzo de 2008

fgch.jpg

Hacía unas semanas que no nos veíamos. Fernando Guillén Cuervo estaba de vuelta de Panamá. Había completado su primera semana de rodaje a las ordenes de Marc Forster (Monster’s Ball) A nuestro chico Bond le quedan un par de semanas de rodaje de Quantum of Solace, la nueva película de 007 –que será la nº 22 de la saga  y la secuela del Casino Royale del 2006. 

Estaba exultante, como es lógico. Para un actor (actriz) es un puntazo ser elegido para trabajar en un Bond. Me recuerda que Simón Andréu fue el pionero, con una (breve) aparición hace años. Y hablamos de la avidez por lo español que hay en el cine americano. Lo cual son excelentes noticias para la industria –que además al día siguiente de vernos recuperó millones de espectadores al revisarse los datos de 2007. 

Me alegra comprobar, por lo que me cuenta, que las imágenes que tengo en la cabeza de Panamá, se corresponden a la realidad. Sólo conozco Panamá de la atmósfera creada por John le Carré. Y ahora un chico Bond me completa el panorama. 

Quantum of Solace es para Noviembre. Y antes tiene que estrenarse Reflections, que protagoniza junto a Timothy Hutton. 

Mola ser malote en la nueva del espía más famoso del mundo.  

Pero antes de Bond, Fernando Guillén Cuervo se enfrentó a otro tipo de misión. En la vida real. Y es un héroe en el barrio.  

En la Costanilla de San Pedro hay unas dependencias de Telefónica. Donde instalaron una de esas antenas de telefonía. Hay varios tipos. La que nos tocaba era parecida a esta: 

             antena_telefonia_movil_1.jpg

La vista desde la Plaza de la Paja era de lo más chocante. El mamotreto aparecía por encima de un edifico del siglo XVII –no sabemos que pensarían los turistas al respecto.  

Pero lo aterrador es que la antena opaba cientos de viviendas y ¡3 colegios en una área que abarca dos manzanas! Un instituto estaba justo debajo, donde el edifico del XVII -a la derecha en la foto, donde ya no está la antena. 

Lo peor es que “ha ocasionado” varios casos de cáncer (3 en su bloque) y otros problemas de salud. 

La clave estuvo en convencer a J.R. Lucas para que El ojo público (TVE) diese cobertura. Fernando lo consiguió e hizo el reportaje. Como bien dice alguien debió de verlo y la quitaron.  

Chapeau le decimos los del barrio.

                                      fgcv.jpgsin-antena.jpg

ACTUALIZACIÓN:

 

Fernando Guillén Cuervo en la última pagina de El País tras el estreno en Londres:

 

Para ser el malo de Bond me inspiré en el nieto de Pinochet

 

 

5 comentarios

Archivado bajo Cine, Madrid