Carta de John al Defensor del Lector de El País

26 de febrero de 2008

defensor-lector.jpg

El pasado 24 de enero John mandó una carta al Defensor del Lector de El País –cuyo texto publicamos a continuación. Antes dos breves apuntes:  

1.     No recibió ninguna respuesta y el 15 de febrero volvió a escribirle –carta que publicaremos la semana que viene.

2.     David Alandete ha estado cubriendo información de las primarias USA. Como todo lo que haya publicado tenga la misma falta de rigor y de conocimiento que la mostrada en su artículo Al banquillo por pasar sus discos al ordenador  estamos apañados…  

Sr. D. José Miguel Larraya

Defensor del Lector El País 

Muy Sr. Mío: 

Estoy sorprendido por haber leído en menos de dos semanas dos informaciones totalmente tendenciosas firmadas por David Alandete que a mi entender no solo son falsas y tendenciosas, si no que, además,  violan el Libro de Estilo de El País. En ambas informaciones introduje un comentario en la pestaña ‘corregir’ de su periódico digital, con la vana esperanza de que fuera un error por parte del Sr. Alandete y que la llamada de atención de la nota introducida en ‘corregir’, le hiciera revisar la información y rectificar. Ambos comentarios han sido ignorados, pero la forma en la que el Sr. Alandete presenta la información en su nota Al banquillo por pasar sus discos al ordenador  fechada en Washington hoy, me hace sospechar que el Sr. Alandete utiliza su periódico para desarrollar una campaña personal, ignorando totalmente los principios de veracidad que debieran de guiar la información periodística. 

El pasado día 12, en un reportaje de Ramón Muñoz titulado Cerco a las descargas en la Red se incluía la siguiente frase: “En los últimos años, las discográficas han presentado hasta 26.000 denuncias pero han obtenido sólo una condena, la de Jammie Thomas, una madre soltera de 30 años que tendrá que pagar 6.600 euros, por cada una de las 24 canciones que se descargó de la Red, informa David Alandete” Tal y como estaba redactada la frase, la introducción de la conjunción ‘pero’ daría a entender que las otras 25.999 denuncias acabaron en desistimientos o absoluciones, cuando la realidad es que si hubo una sola condena es porque solo un denunciado decidió llegar ante los tribunales, mientras que el resto, conscientes (ellos o sus abogados) de que con la legislación americana llevaban las de perder, decidieron pactar con la RIAA y pagar indemnizaciones antes de llegar a los Tribunales. Creo que esta realidad, fácilmente contrastable por el Sr. Alandete si hubiera seguido la elemental norma periodística de contrastar con las fuentes y partes implicadas, es radicalmente distinta a la que da a entender el Sr. Alandete en su comentario. 

Todo esto pudiera no ser más que una desafortunada redacción del Sr. Alandete si no fuera por las falsedades que el Sr. Alandete vierte en la noticia de hoy titulada Al banquillo por pasar sus discos al ordenador. Ya el titulo es totalmente falso, nadie ha sido llevado a ningún banquillo por pasar sus discos al ordenador. Falsedad que repite el Sr. Alandete en el primer párrafo del artículo al afirmar que “la compañía asegura que es delito grabar en el disco duro del ordenador personal la música de un CD comprado de forma legal.” Eso no lo asegura Warner, como podía haber confirmado el Sr. Alandete efectuando una simple llamada telefónica a Warner o la RIAA, que se encuentra en Washington, como él, y que es la mínima precaución que según la ética periodística y el Manual de Estilo debiera de haber tomado este caballero.

El Sr. Alandete lo que hace es copiar, actividad poco ética, un bulo circulado por Internet recientemente y que fue desmentido por la RIAA, podía y debía de haberse tomado la molestia de llamar a la RIAA y confirmar la veracidad del bulo y/o del desmentido, pero parece que para sus intereses es mas cómodo copiar y amplificar el bulo que trabajar como periodista.

El Sr. Alandete afirma que ha tenido acceso a la demanda y simplemente miente, porque o bien no ha tenido acceso a la misma, y efectúa la afirmación para dar veracidad a su mentira, o bien ha tenido acceso, en cuyo caso miente porque la demanda en ningún momento acusa al demandado por copiar sus discos en un ordenador, si no por efectuar un ‘upload’ de miles de canciones en la Red. También pudiera simplemente haber copiado lo que decía el bulo de la Red (básicamente lo mismo que copia y pega el Sr. Alandete) en cuyo caso la falta de profesionalidad y ética profesional es tremenda. 

La poca seriedad de las afirmaciones de este señor queda reflejada en sus propios artículos. Así mientras que hace unos días mencionaba 26000 demandas, en el artículo de hoy se refiere a 22000, una diferencia de un 16%.

Leyendo entre líneas también puede uno darse cuenta de la falta de veracidad de los asertos del Sr. Alandete: “El juez estableció que no es necesario demostrar que alguien se ha descargado las canciones para condenar a quien las ofrece.” Es decir a quien efectúa un ‘upload’, que es contra quien se han dirigido las demandas de la RIAA, no a quien copia las mismas o siquiera a quien las descarga.

Miente al afirmar que la RIAA afirma en su Web que “que el comprador no tiene el “derecho legal” de “transferir una copia al disco duro del ordenador o al reproductor portátil”. La RIAA en su Web afirma textualmente “las compañías de discos jamás han objetado que alguien efectúe una copia de un CD para su uso personal”  (http://riaa.com/faq.php punto 11) y a continuación explica que copiar para regalar y descargar ilegalmente priva a los creadores de esa música de una compensación por su trabajo. Y después pone un enlace a otro site (http://www.musicunited.org/2_thelaw.html ) que explica lo que dice la legislación USA y que dice que ‘”podrías violar la ley” si haces un mp3 y lo pones accesible en la red mediante P2Ps.

En otro apartado (http://riaa.com/physicalpiracy.php?content_selector=piracy_online_the_law ) la RIAA cita la ley Americana (United Sates Code, Titulo 17, secciones 501 y 506) y vuelve a explicar como “podrías violar la ley”. Todo esto es totalmente distinto a la tajante y radicalmente falsa afirmación de este señor. Pero peor aun, mientras que Alandete se preocupa de distorsionar lo que dice la Web de la RIAA no se molesta en llamar, verificar cuantos casos se han interpuesto, cuantos han llegado al tribunal y como son los casos, en cuyo caso le habrían explicado que TODOS los casos han sido contra ‘uploaders’, que todos implicaban miles de canciones y que todos menos dos fueron resueltos mediante pago de indemnización fuera de corte, y los otros dos uno acabo en condena y el otro esta pendiente de vista. Solo hubiera necesitado una llamada telefónica local. 

Obviamente el Sr. Alandete quiere transmitir el mensaje de que no pasa nada por copiar (de 26000 demandas una condena) y que la RIAA es un monstruo que demanda a gente por copiar discos a su ordenador. El Sr. Alandete esta en plena libertad de disentir de los postulados de la RIAA e incluso de la Ley Americana, nadie se lo prohíbe ni se lo impide, pero lo que la ética periodística y el Código de Estilo de El País prohíben es mentir, publicar bulos sin ratificar las fuentes y distorsionar el contenido de una demanda o de una pagina Web.  

Peor aun, me consta que tanto El País como el Grupo PRISA mantienen postulados de respeto por la Propiedad Intelectual que el Sr. Alandete desprecia olímpicamente promoviendo una campaña personal en contra de la misma distorsionando la información y mintiendo pura y llanamente. 

La imagen es de www.elperiodista.cl   

ACTUALIZACIÓN:

 

La segunda carta de John al Defensor del Lector de El País

9 comentarios

Archivado bajo Cartas al Director, General, Música

9 Respuestas a “Carta de John al Defensor del Lector de El País

  1. Bienvenido Alex Guerrero.

    No tengo ningún interés comercial en la industria. El Mundano es mío y lo formamos los que escribimos posts y comentarios así como los lectores que tienen la paciencia de leernos. Mis relaciones con el mundo de la música están a la luz y se pueden leer en:

    https://elmundano.wordpress.com/sobre-el-autor-adrian-vogel/

    Y es fácil de encontrar: está en el encabezado.

    De todas formas, aunque los hubiese ¿significa esto que mi opinión seria equivocada? Y la de un periodista como Alandete, suficientemente desacreditado tanto aquí como en otros foros (lo puede leer en https://elmundano.wordpress.com/2008/10/06/el-credito-y-la-credibilidad-carta-al-director-de-el-pais/) es la que cuenta. ¿Por qué? Por tener yo casi toda la información, de la que carece por acción u omisión el mal periodista de turno. El que copia y pega, plagia y traduce mal. El mismo Alandete al que defiende encubierto bajo una maledicencia sobre mi blog. Porque se puede estar de acuerdo o en desacuerdo sobre los mismos datos, pero no falsearlos.

    De todas formas dado el nivel del periodismo que algunos denunciamos y otros apoyan, es fácil que piense que todos operamos igual: por intereses. Y lo digo por casos tan recientes como los publireportajes en el Ciberpaís. Pero vamos “se cree el ladrón que todos de su condición”.

    Nunca me atrevería a opinar sobre la justicia o no de una extinción.

    Espero y deseo que el nivel de sus informaciones en ADN sea mejor que el que nos ha mostrado aquí. Y tampoco creo que le sirva para ganar puntos de cara a PRISA.

  2. Yo pertenezco a ADN pero me parece que El Mundano tiene intereses comerciales en la industria musical, y, mire, lo siento, pero es como el lino en España, una industria en justa extinción. 😉

  3. El Mundano aguarda pacientemente la fecha para publicar la segunda carta. Y la espera es por darle a Larraya un plazo prudencial para su respuesta a la segunda carta -ya se que va a ser en vano, pero es bueno guardar las formas.

  4. John

    Exactamente, esta linea que tu citas es la que cambia el juego : ‘Once Defendant converted Plaintiffs’ recordings into the compressed .mp3 format and they are in his shared folder, they are no longer the authorized copies….’ No es un problema de copiarlos o no, es el hecho de ponerlos en el shared folder lo que cambia el juego. Fijate que no dice ‘Once copied’ sino que pone las condiciones de que se hayan convertido a mp3 (lo que en si mismo no es transcendente, pero si necesario para poder subirlos a los P2P) y en el fichero compartido. Y remata “They are no longer the authorized copies…” Es decir, reconoce la posibilidad de existencia de copias autorizadas en el ordenador. En ese momento estan uploading los temas. y por eso la demanda. Las mas de 20000 demendas de la RIAA son por subir miles de canciones a los P2P, no por descargar algun tema.

    El Washington Post recogio el mismo bulo que Alandeta pero rectifico de inmediato. Y varios Blogs sobre musica y Propiedad Intelectual (poco amigos de la RIAA) detectaron de inmediato el error.

    Supongo que El Mundano colgara la segunda parte de la carta donde estan varios enlaces tanto al desmentido del Post como a los diversos Blogs que lo señalaron.

    Pero insisto en que ademas Alandete no cumplio con la norma elemental de consultar con las partes. Y eso es grave, porque revela que no hizo su trabajo si no que copio un bulo.

  5. Álex

    Parece que todo depende de cómo se lea la denuncia. Hay quien interpreta X y hay quien interpreta Y. Lo que no se puede negar es lo que se dice en ella:
    It is undisputed that Defendant possessed unauthorized copies… Virtually all of the sound recordings… are in the “.mp3” format for his and his wife’s use… Once Defendant converted Plaintiffs’ recordings into the compressed .mp3 format and they are in his shared folder, they are no longer the authorized copies….

  6. john

    Tienes razon en cuanto que es una palabra fuerte, pero no repitamos el chiste de Gila en el que un apuñalado pedia a un viandante que le defendiera de su agresor y este respondia diciendo “pues que no me llame asesino”. Es fuerte la palabra mentira pero mas fuerte es mentir, y de eso se trata

    Insisto en que miente:
    -o no ha tenido acceso a la demanda y miente porque en el articulo afirma que ha tenido acceso.
    -o lo ha tenido, y miente porque la demanda en ningún momento acusa al demandado por copiar sus discos en un ordenador, que es lo que afirma este caballero en su articulo.

    Mi interpretacion mas suave es que copio una noticia publicada por el Washington Post, de la que se desdijo el Post posteriormente, que recojia un bulo de Internet.

    Lo que es inapropiado es no cumplir con las minimas normas eticas del periodismo y del Libro de Estilo del periodico que le paga. Y era bien facil, solo tenia que efectuar una llamada local a la RIAA, basada en Washington – como el Sr. Alandete-, siguiendo lo que se enseña a cualquier estudiante de primero de Periodismo: contrastar las fuentes y comprobar con los interesados.

  7. El tono de esta carta, así como varias críticas que se vierten en ella, me parecen, como mínimo, inapropiados. Mentir es una palabra muy fuerte, señor mío.

  8. alex de la nuez

    Yo recuerdo un capítulo de South Park donde se reían de las descargas enseñando a grandes estrellas como Lars Ulrich o ¿Britney Spears? destrozados por tener que cambiar su barra de bar de oro de la piscina por una de plata o cambiar de avión privado por uno que no lleva cine dentro, y todo por culpa del céntimo que pierden por cada descarga, según les contaba a Kenny y cia. un poli. Harían lo mismo si cien millones de chavales se pasaran cada año por el banco de la Spears y sacaran un céntimo, total, a la otra le queda mucho? Sin ánimo de criticar las descargas, me parece que la postura de que, por el hecho de que alguien tenga mucho, se tiene derecho a reírse de sus pérdidas me parece simplona

  9. Lo de este periodista es el ejemplo de la plaga de informaciones tendenciosas, falsas y manipuladas que viven los sectores de la Música en nuestro país, desde hace años. Lo que sorprende es que un diario como El País caiga en las mismas trampas.

    Pero que lo denuncie John desde Miami tampoco deja en muy buen lugar a los de aquí. ¿Qué ha hecho la industria española al respecto? ¿Lo sabemos? ¿O nos quedamos con la sospecha de su manifiesta inutilidad? Continuara…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s