The last waltz (par Christophe)

24 de febrero de 2008

wilkinson_rey_paris.jpg

Mencionaba en una crónica anterior las cualidades que Laporte había inculcado a su equipo, la base de los éxitos contra Escocia e Irlanda, junto con la libertad que aportó Lièvremont. De dichas cualidades, la disciplina ha desaparecido (¡once! penaltis a favor de Inglaterra), y la defensa inglesa fue sin duda mejor. Las intenciones de juego de los franceses seguían presentes, pero Inglaterra tiene otra dimensión, distinta a la de los adversarios anteriores. 

Los ingleses han hecho el partido que se esperaba de ellos, defensa férrea y acumulación de fases estáticas en un perímetro muy reducido, hasta que Francia hiciese falta. Los franceses no supieron variar el juego, intentando repetidas veces pasar por las alas, donde les esperaban sus contrarios. El partido fue sin embargo entretenido, mucho ritmo y movimiento, por lo menos por parte de los franceses. 

Ésta será mi última crónica, me voy a Marruecos dentro de unos días, a pasar un par de meses. Me faltan además un diccionario français-espagnol, y el conocimiento de los términos rugbísticos básicos en castellano. Sin embargo ha sido un placer. 

La imagen de Wilkinson, el Rey de París, es del AS

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Rugby

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s