Archivo diario: noviembre 4, 2007

Blackwater: El Imperio contraataca

4 de noviembre de 2007

blackwater.jpg

Noticias del Imperio II (desde el nuestro)

Blackwater es una empresa que no deja de sorprendernos. Y de aterrorizarnos. El viernes Jeremy Scahill presentaba, en el show de Maher, su libro sobre como se han convertido ¡en la primera empresa mundial de mercenarios! Aquí está la entrevista gracias al Rochester Liberal.

Ayer Dana Hedgpeth del The Washington Post escribía, en su artículo Blackwater´s Owner Has Spies For Hire, sobre la creación de una nueva división: Total Intelligence Solutions. Es decir, entran en el negocio del espionaje. Vamos como una especie de Tele Espías (o Dial-A-Spy si así os suena mejor).

Sus principales ejecutivos son unos benditos que nos ayudarán “a hacer del mundo un sitio mejor”. Se les supone como expertos y reputados profesionales. Provienen de las filas de la CIA y de los servicios militares de inteligencia. Cofer Black esta al frente. Sus meritos son tan sombríos como presagian el nombre de la empresa matriz y su apellido. Máximo ejecutivo de la unidad antiterrorista de la CIA, Black fue el responsable de la creación de los programas más polémicos de la agencia. Incluyendo las detenciones ilegales e interrogatorios de presuntos miembros de al-Qaeda en cárceles secretas. Eso si, fuera de EE.UU.

Otro angelito es Robert Richer, el principal ejecutivo de la nueva firma. Ex directivo de Operaciones de la CIA y responsable del rol de la agencia en Irak.

Ambos se lucieron en sus trabajos anteriores. Y ahora pretenden seguir haciendo lo mismo ¿Todo por haberse quedado sin curro? Como es lógico visto el desastre originado por sus intervenciones.

En otro orden de cosas podemos recordar  que algo parecido sucedió tras la caída del Muro de Berlín. Montones de espías y funcionarios de la inteligencia policial y militar se quedaron sin empleo. Volcaron “su talento” al servicio de sus propios intereses. Creando las mafias que desafortunadamente hoy todos conocemos.

Blackwater, con TIS, pretende poner orden en un mercado tan desordenado y fragmentado. Para convertirse en los reyes del sector. Como lo han conseguido en el de asesinos a sueldo. Perdón, quería decir mercenarios… No les puedo desear que les vaya bonito.

La foto de los empleados anónimos de TIS en su sede central de Langley (Virginia) es de Kevin Clark/The Washington Post

4 comentarios

Archivado bajo CDI, Política